El primer equipo de basket pone la vista en su visita al Ardoi, segundo clasificado

Tras ganar la final four el cadete femenino jugará la Liga Vasca. /  MARIN
Tras ganar la final four el cadete femenino jugará la Liga Vasca. / MARIN

ORDIZIA.

Fin de las vacaciones navideñas que, en cualquier caso han servido para que varios equipos urdiñas hayan querido mantener la continuidad de juego y saltar a la cancha, en encuentro amistoso, para no perder ritmo. Sería el caso del primer equipo y del sénior femenino que jugaban en Majori contra el Arri BKL beasaindarra. Encuentro que el buque insignia urdiña afrontaba con la vista puesta en el partido que este fin de semana le corresponde afrontar, en tierras navarras, ante el Ardoi, vicelíder.

Vacaciones testigo a su vez de la doble final four, cadete. Acontecimiento deportivo al que la apretada agenda navideña no le ha permitido hacerle un hueco, que no obstante recuperamos porque la ocasión, sin duda, lo merece.

El femenino de rendimiento, ejercía de anfitrión al haber quedado en primera posición en la fase regular. Los equipos que accedían a esta competición eran, además del Ordizia KE, el Cafés Aitona Askatuak, el Goierri KE y el Easo AECC.

Las urdiñas disputaron la primera semifinal, concretamente ante el Easo AECC. Las donostiarras son viejas conocidas de las chicas de Urbieta y Lekuona, puesto que existe una sana rivalidad deportiva entre ambos conjuntos que disputaron la final del campeonato provincial la pasada campaña, ganando en aquella ocasión las del txoko.

Y con estos mimbres, como era de esperar, el partido fue duro, muy competido como lo son todos en que se enfrentan estos dos conjuntos. Ambos en plenitud de forma y con las ideas de juego muy claras. Se adelantaron las donostiarras, mandando en la cancha durante la primera mitad de la inicial tanda de 10. Las ordiziarras, con los nervios a flor de piel, hacían difíciles aquellas cosas que han venido dominando toda la campaña, pero a partir de este instante se pusieron por delante en el luminoso para cerrar el primer cuarto por delante; 12 a 9.

El segundo discurrió por los mismos derroteros y aunque las urdiñas no lograron poner tierra de por medio en el casillero, ya no volvieron a quedar por detrás. Al descanso las del txoko ganaban 29-22. A la vuelta de vestuarios, la ventaja llegó a ser de 15 puntos, que se redujo a 9 al final del cuarto, 43-34. Y en la última tanda de diez, las urdiñas pusieron una marcha más y cosechaban un gran victoria; 64-41.

En la otra semifinal, el Cafés Aitona se hizo con el triunfo ante un Goierri KE que se mostró muy nervioso en todo el partido 42-22.

El conjunto donostiarra tiene un juego interior potente. Con jugadoras que se mueven muy bien dentro de la pintura, y que hacen daño desde esa posición. Son capaces de hacer rápidas transiciones, como vimos en la semifinal. Pero nuestro equipo fue quien mandó en la cancha. Primer cuarto, 13-5 para las urdiñas. En el segundo parcial; 12-7 para un total de 25-12 al descanso.

Volvemos a llevarnos el tercer cuarto por 11 a 6. La ventaja es de 18 puntos, 36-18. Doblamos en el marcador al rival. Parece muy difícil que nos metan la misma cantidad de puntos en este cuarto que han metido en todo el partido. Pero hay que jugar la última tanda de diez.

En este periodo las donostiarras, gozaron de más opciones de tiro, con mayor acierto, y se acercaron hasta los 12 puntos. Las urdiñas estaban jugando bien, creando ocasiones pero el balón no quería entrar, se diría que las del txoko pretendían darle una pizca de emoción al choque. Sin embargo no hubo reacción foránea y el Ordizia se llevó una trabajada y muy merecida victoria; 41-26. Un equipo, ahí es nada, que no han perdido ningún partido oficial en Euskadi desde el 13-05-2017.

Los chicos no tuvieron tanta suerte, presentaron batalla, pero cayeron en su semifinal ante el TAKE; 73-63.