El primer equipo de balonmano no consiguió poner contra las cuerdas al Urdaneta

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

El primer equipo de balonmano, el Siglo XX Plater Prestatuak, cosechaba una nueva derrota en su sexto compromiso liguero, esta vez en Majori frente al Urdaneta, contra el que perdió 21-24. No hizo un buen encuentro el conjunto urdiña y eso le llevó a la debacle. No fue un mal partido en defensa, donde consiguió que la escuadra vizcaína no pasara de esos 24 goles, el problema vino dado en la faceta atacante. Los urdiñas fallaron 22 tiros desde los 6 metros, haciendo 'internacional' al portero vizcaíno. Este problema en la definición hizo que el conjunto ordiziarra no lograra imponerse en el partido. Estos números nos indican que trabajaron bien en ataque, creando numerosas acciones para la consecución de un gol fácil, pero los fallos en la definición determinaron el devenir del encuentro.

No podemos decir que fuera en un momento o en otro del envite donde sucedió lo que señalamos, fue a lo largo de todo el partido. Desde el inicio del encuentro tomó la delantera el equipo visitante, que con una ventaja de 4-5 goles tuvo un marcador cómodo. Al descanso se llegó con un 9-14 en contra. Durante el segundo tiempo esa diferencia llegó a ser de hasta 7 goles, pero en los últimos 10 minutos el acelerón urdiña dejo el encuentro a 3 tantos.

El trabajo que se está haciendo y lo que se ve nos hacen pensar que pronto llegarán los resultados, que lo acontecido hasta ahora ha sido un accidente y que la senda de las victorias está cerca. Además, hay que tener presente que la competición está muy igualada y que en un margen de 3 puntos se encuentran 8 equipos, y a poco que mejoren los resultados la perspectiva va a ser muy distinta.

Por otra parte, el Pablo Cerqueira juvenil femenino recibió la visita del Eibar, que se impuso al conjunto urdiña 19-23 en un encuentro condicionado por el fatal inicio de las ordiziarras, que con 1-10 inicial tiraron el partido por la borda.

Una pena también el encuentro del Irurena juvenil femenino, que perdió en Gasteiz 21-12 frente al Eharialdea, marcador engañoso para lo que se vio en la cancha. Al descanso se llegó con un 8-7 favorable al conjunto urdiña, pero las ausencias pesaron en exceso y la falta de descanso de las jugadoras hizo que se perdiera con claridad. Tras un brillante inicio, que prometía, el cadete masculino caía 23-25, en Majori, frente al Amenabar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos