El primer equipo de baloncesto ofrece una buena imagen ante un potente Santurtzi

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

El primer equipo de baloncesto, el Ordizia Basoa Banaketak debutaba, en encuentro oficial, el pasado sábado ante su afición en la cancha de Majori en la que disputó el primer envite de la Euskal Kopa, ante el Santurtzi, torneo que va a representar una magnífica preparación de cara a afrontar la liga EBA.

El conjunto urdiña, montado sobre la base de una de las mejores generaciones de la cantera ordiziarra, presentaba dos caras nuevas: la del entrenador Iñaki Jiménez, que llega tras acreditar una dilatada experiencia en otras ligas, además de en la propia EBA, la temporada pasada, sin ir más lejos, dirigiendo al Zarautz. Y Aritz Urbieta, jugador procedente del Atlético SS, que ocupa la demarcación de base.

No nos podemos olvidar de otro gran fichaje, que por haberse anunciado a lo largo del verano no deja de ser importante, como es el caso de Asier De La Iglesia, que una temporada más vestirá la camiseta del club, para dejar muestra de su buen hacer dentro de la cancha y fuera.

En este primer encuentro el rival fue el Santurtzi, equipo que presentaba una considerable renovación de su plantilla, reforzada con jugadores cedidos por equipos que militan en la ACB además de otros que fueron decisivos en la campaña anterior en el Easo y el Zornotza.

Los ordiziarras comenzaron centrados, con dos canastas consecutivas fruto de su buen arranque defensivo, bien respondido por el conjunto vizcaino. A mitad del primer cuarto el marcador indicaba un empate a 8 puntos, mientras que al final los visitantes se habían hecho con una ligera ventaja de tres puntos; 13-16. La igualdad estaba siendo la senda del encuentro.

La segunda mitad fue intensa, para ser el primer encuentro de preparación. Los ordiziarras arrimaban el hombro en buenas ayudas defensivas, principal arma para deshacer el trabajado en ataque vizcaino, mientras que en ataque teníamos el punto de mira un tanto desviado, lógico también a estas alturas de temporada. A cinco minutos del descanso los urdiñas ganaban de un puntom, 22-21, mientras al final del mismo el marcador indicaba un empate a 27, tras una canasta in extremis del conjunto visitante.

A la vuelta de los vestuarios los santurtziarras clavaron dos triples; 27 a 33, y nos costó conseguir el primer punto, fruto de un tiro libre 3 minutos y medio después, pero la buena defensa urdiña no dejó a los foráneos alejarse en demasía. A falta de 3:23 para el final los visitantes llevaban una renta de 5 puntos, 34-39 y consiguieron la máxima rentaa falta de 8 segundos para el final del tercer cuarto, 37 a 47, y terminar en 39-47.

En la última tanda de diez minutos, los urdiñas apretaron en defensa, provocan errores no forzados en los vizcainos y lograron ponerse a 2 puntos, 47-49 a falta de siete minutos para el final. Sin embargo, los vizcainos lograron sobreponerse al arranque urdiña y anotaron un parcial de 7 a 0; 47-56, lo que les dio cierta tranquilidad a la hora de afrontar la tanda final. Con la bocina, Ordizia 55-Santurtzi 62.

Buen partido en Majori, con buenas propuestas por ambos conjuntos, con una escuadra urdiña, que aún teniendo que aclimatarse a los nuevos sistemas del míster, tuteó a un equipo que se ha reforzado mucho y bien, y que puede ser uno de los conjuntos a batir de la categoría.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos