Pese a perder ante el Gallofa el primer equipo de basket ofrece una buena imagen

ORDIZIA.

El primer equipo de basket, el Ordizia Basoa Banaketak, viajaba a Santander para medir su habilidad en la cancha ante el cuarto clasificado, Gallofa, con dos derrotas, hasta ese momento, ambas frente a los conjuntos navarros, el Valle Egüés, en la tercera jornada y el Megacalzados Ardoi en la quinta.

Un conjunto bien armado para la presente campaña, con cuatro jugadores extranjeros, y un jugador nacional; David García Peña, que destaca entre todos, con cien puntos anotados hasta este momento y una valoración de 125 puntos. En lo que a los urdiñas compete, ocupan la decimosegunda posición una victoria en su haber, la conseguida el pasado fin de semana en Majori y que suponía un pequeño revulsivo. Los ordiziarras no pudieron contar con la participación de Andoni Gaztañaga, aunque sí fue de la partida Asier de la Iglesia, a pesar de su lesión en el dedo del pie.

El partido comenzó con un buen intercambio de canastas. Los de casa bien dispuestos, con buena defensa y mayor acierto en ataque. Los urdiñas, sin amedrentarse, cerrando espacios en defensa y con buena disposición atacante. Al término del primer cuarto el marcador indicaba un 27 a 21 para los locales.

En la reanudación, pudimos ver al Ordizia más anotador en lo que va de temporada. Sacudidos los nervios del primer cuarto, disfrutamos del mejor baloncesto que los chicos de Jiménez y Sarasola han desarrollado en lo que va de temporada.

Buenas acciones defensivas, desarbolando en varios momentos las ocasiones atacantes de los anfitriones, con buenas transiciones al ataque; rápidas y certeras. Buen control del juego en ataque estático y dominio de la pintura, tanto en propiedad como en la rival. Es decir, rubricaron un segundo cuarto de ensueño consiguiendo 34 puntos por los 24 del rival. Al descanso, Gallofa 51 Ordizia 55.

En la reanudación, el encuentro se volvió más bronco. Los santanderinos cerraron mejor su área defensiva, lo que dio lugar a mayores problemas para los urdiñas a la hora de definir, lo que propiciaba que fuera más difícil hacernos con el dominio de la pintura. En cualquier caso, los ordiziarras no bajaron los brazos, y continuaron metiéndole ritmo al partido. Llegamos al final del tercer cuarto tres puntos por debajo; 73 a 70.

En la última tanda de diez minutos, los del txoko, trataron de controlar el tiempo de juego. Pero los cántabros no estaban dispuestos a ceder los puntos en liza. Precisamente fueron quienes mandaron sobre la cancha, merced al endurecimiento del juego. Hasta en tres ocasiones nos robaron el balón con acciones al límite de la legalidad, en las que obtuvieron canasta. Tratamos de serenarnos y jugar también contra este tipo de adversidades, pero al final la victoria cayó del lado anfitirón; 91-82.

A pesar de encajar una derrota, los urdiñas pueden estar contentos con el trabajo realizado, ya que tutear a una de las mejores plantillas de la liga en su propio feudo, es digno de mención, además de haberles endosado la bonita cantidad de 82 puntos. El equipo está claramente en alza, por lo que estamos deseando ver su evolución en Majori.

El sénior masculino de segunda división provincial, acudía como segundo clasificado a Donostia para enfrentarse al Antigua Luberri B, que ocupaba la octava posición, con dos victorias menos que los urdiñas.

Y queda claro que se les atragantó el envite a los chicos de Urkijo. Comenzaron con poca intensidad defensiva, aunque acertados de cara a la canasta rival, con buen talante atacante. Al descanso 38-19 para los donostiarras. A la vuelta de vestuarios los del txoko salieron con el propósito de enmendar la situación. Sin embargo, definitivamente esta no era la tarde de los ordiziarras.

La buena defensa del conjunto local hizo que los urdiñas consiguiesen 16 puntos en toda la segunda parte, y aunque, ahora sí, más eficientes en defensa, no llegaron a hacerse con la contienda; Antigua Luberri B 58-Ordizia 42.

Fútbol

El Cadete de Honor no tuvo su mejor mañana en su visita al Beasain. Tras un primer tiempo equilibrado; 2-1. Con la reanudación los vagoneros marcaron, de penalti; el 3-1, y a continuación el árbitro no quiso saber nada de un penalti cometido por el cancerbero beasaindarra, y lo que pudo haber sido un 3-2, y dejar el partido abierto, pasó, con un Beasain más incisivo, al definitivo 4-1.

 

Fotos

Vídeos