Pedro García vuelve al Pico Lenin

Pedro García el año pasado en la cima del volcán Acotango (6.050m)./
Pedro García el año pasado en la cima del volcán Acotango (6.050m).

Aplaza a una nueva ocasión su pretendido empeño de ascender al Manaslu (8.163m)

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOORDIZIA.

El alpinista Pedro García acredita un extraordinario palmarés en el que constan seis ochomiles, máximos retos que, para alguien que lleva la alta montaña en vena siempre están ahí reclamado la ocasión de volver.

Desde tiempo atrás y ya a comienzos de año, momento de planificar un empeño de este calibre, el ordiziarra volvía a poner la vista en el Manaslu (8.163m), cima que intentó hollar en el verano del 2017 pero la apertura de muchas y amplias grietas en la nieve convirtieron la ruta en una auténtica trampa, con lo que muy a su pesar y tras haber colocado el campo 2, a 6.800m, la decisión no fue otra que recoger, media vuelta y a casa.

No siendo profesional de esto, el ordiziarra sabe que afrontar un ochomil, en su caso siempre con la fecha del viaje de vuelta cerrada, requiere disponer de un ajustado mes y medio, calendario que hasta ahora había conseguido apañar, pero en esta ocasión, finalmente ha resultado imposible.

«Era ahora porque me encuentro en un momento de forma sensacional, me hacía mucha ilusión hacer cima en un ochomil, pero habrá que aplazar el intento para más adelante».

Currículum de éxitos de picos coronados por encima de los 8.000 metros que inauguró en el 2004 al hollar el Shisha Pangma (8.045m), al que le siguieron, en el 2005, el Cho Oyu (8.201m). En el 2006 hacía cima en el Gasherbrum II (8.035m), en el 2007, Broad Peak (8.040m), en el 2010; el techo del mundo, el Everest (8.848m) y en el 2014, de nuevo, el Cho Oyu (8.201m).

Entre medio cuatro intentonas fallidas a un pico por encima de esa mítica cota; Cho Oyu, en el año 2.000, Makalu (8.463m) en el 2008, la trágica expedición al Gasherbrum I del 2013, en la que perdían la vida tres compañeros de cordada y el empeño de hace dos años al Manaslu.

Y a partir de ahí, un registro que anota, una decena de sietemiles del Asia Central: Korzhenevskaya (7.105m), Kantengry (7.000m), Pobeda (7.439m), Pico Lenin (7.164m), Muztagh-Ata (7.546). Las montañas más altas de los Andes: Cotopaxy (5.897), Chimborazo (6.310), todos los seismiles del altiplano boliviano, las cumbres más altas del Atlas, etc, lo que le convierte en uno de los más acreditados alpinistas, amateur, del territorio histórico, curtido en mil batallas.

Y evidentemente nada de estar parado, y la opción b le servía en bandeja la posibilidad de regresar al Pico Lenin, en esta ocasión para abordarlo, no por la ruta convencional como lo hizo en el 2001 sino por la cara Norte.

De esta manera, el próximo día 28, parte de Madrid, junto a su amigo y alpisna mallorquín Pedro Moreno para en un programa de 22 días de duración intentar el ascenso al Pico Lenin (7.134m) por la cara norte.

El Pico Lenin, o Lenin Peak es una montaña de la cordillera del Pamir, (Asia central) concretamente en los dominios fronterizos entre Kirguizistán y China. Esta montaña forma parte de 5 míticas cumbres que hay que alcanzar para obtener el premio 'Leopardo de las Nieves'.

Este galardón fue creado en 1967 para conmemorar los 50 años de la Revolución de octubre de 1917. En la actualidad el premio Leopardo de las Nieves se concede a aquellos alpinistas que consigan ascender a los cinco picos más altos de la antigua URSS; Comunismo (7.495m), Lenin (7.134 m), Korgenevskaya (7.105 m), Kantengry (7.000m) y Pobeda (7.439m). Aunque lo ha intentado en dos ocasiones al ordiziarra únicamente le falta hacer cima en el Pico Comunismo. Todas estas cumbres se encuentran en la cordillera del Pamir, excepto el Pobeda, que está en la cordillera del Tian Shan.

De vuelta al Pico Lenin reseñaremos que el campamento base se encuentra en Achik Tash (3.600 m). El campo 1 está a 4.200m. El campo 2 mil metros más arriba y el campo 3 a 6.000m. Durante este periodo de aclimatación posibilidad de ascender al Domashniy Peak (4.700m), Yukhin Peak (5.100m) y al Razdelnaya (6.148m).

El plan contempla cuatro días, del decimocuarto al decimoctavo de la expedición para intentar hacer cumbre. A partir de ahí media vuelta.

Pedro García apunta que le espera frío, paredes de hielo de 60 y 70 grados que toca escalar. «Alpinismo del bueno. Sin duda un bonito reto».