El partido entre el Ampo y el Universidad de Burgos fue una auténtica fiesta del rugby

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

El fin de semana ofrecía mucho rugby y de nivel. Aquí en casa, el equipo Sub18 se imponía al Zarautz Beltzak en las semifinales de la Liga Vasca; 55-15, lo que le da el pase a la final. Por su parte los Sub 16 perdían por 1 punto; 13-14 ante el Universitario de Bilbao por lo que tendrán que afrontar ahora la lucha por el tercer y cuarto puestos.

El segundo equipo recibía al Oviedo en la eliminatoria, ida, de la fase de ascenso a División de Honor B, y en un partido en el que el equipo del txoko se mostró irreconocible, como si el envite no fuese con él, tras un encuentro, sin duda para olvidar, el Ordizia cosechaba un resultado, casi de sonrojo; 0-59.

Y el domingo, la eliminatoria por el título de liga fue una fiesta del rugby. Por taquilla, bien a pagar entrada o enseñar el carnet de socio, 1.151 personas, fresco, buena temperatura para jugar a rugby y sobre el terreno de juego buen espectáculo el que ofrecieron Ampo Ordizia y Universidad de Burgos. Aunque los de Marotías y Garmendia estuvieron por delante en todo momento en el marcador, volvieron a constatar que ante un equipo correoso que en ningún momento echa la toalla, por un lado, no hay opción a relajarse lo más mínimo, y por otro, que la menor indecisión se paga con puntos en el casillero rival.

El pase a semifinales supone todo un premio para el equipo y una gran satisfacción para la grada. En un año en el que le ha perseguido el infortunio, una lástima la lesión del bravo jugador, Imanol Aldanondo. Lesión que no parece reviste mayor gravedad.

Dado que las dos semifinales coinciden en el Pepe Rojo, el Ampo Ordizia viosita a El Salvador el sábado.

En la otra semifinal, el Alcobendas lograba el pase ante el FC Barcelona, eso sí le volvió a costar lo suyo. Tras abrir la cuenta los madrileños y sumar dos golpes de castigo, el Barça se ponía por delante y justo en el m.40 un ensayo de castigo le permitía al Alcobendas darle la vuelta a la situación. En la segunda mitad los de Las Terrazas hicieron valer su superioridad.

Y por lo que a la fase de ascenso a la máxima categoría masculina del oval se refiere, el Getxo se quedaba con la miel en los labios y no lograba el ascenso con lo que en principio, definitivamente Bizkaia, no tendrá representación la próxima temporada en la División de Honor. Los basurdes perdieron 26-12 con lo que los once puntos de ventaja cosechados en Urbieta no fueron suficientes.

Y el Bathco, que se había impuesto a domicilio, no desaprovechó el factor campo para volver a imponerse; 21-12, y eliminar al Liceo Francés.

Así las cosas, sevillanos y santanderinos se jugarán a doble vuelta el ascenso directo y la plaza de la promoción.

Baloncesto

El cadete masculino de rendimiento, dio por finalizada la temporada, encajando una derrota en Majori. Partido disputado de poder a poder, entre dos conjuntos, Ordizia y Errobide Irun, que han estado pugnando por los puestos altos de la tabla durante gran parte de la temporada. 19 a 26, al terminar el primer cuarto, habiendo encajado los del txoko cuatro triples, con los que conseguían, los fronterizos, obtener un pequeño colchón que les daba aire.

Seguimos jugando con buena dosis de concentración en el segundo cuarto para reducir la ventaja del conjunto visitante hasta los cinco puntos al descanso, 37 a 42. Continuamos compitiendo durante el resto del encuentro y aunque los urdiñas estuvieron cerca de obtener un resultado positivo, al final la victoria se escapó de Majori por 64 a 76.

El cadete femenino de rendimiento, disputaba la Copa de Guipúzcoa. La competición tuvo lugar en Hondarribi, entre los equipos que este año han disputado en las dos categorías de liga vasca.

Las urdiñas, que terminaron su liga antes de Semana Santa, se enfrentaban al conjunto que había quedado campeón de Euskadi, el Easo Gigantes Slam, título que había conseguido el pasado fin de semana en la correspondiente final four, disputada en Arrasate.

Las ordiziarras, como es habitual en ellas, salieron a disputar el partido, sin especular, ante un conjunto que demostró estar más rodado que ellas. Aunque aguantaron el arranque del partido de las donostiarras, que jugaron a buen ritmo, terminaron por sucumbir en el primer cuarto por 20 a 6. Ventaja que al fin y al apostre resultó ser definitiva para el devenir del partido.

A pesar de todo, nuestras chicas siguieron compitiendo el resto del encuentro, consiguiendo parciales de 16 a 14 y 17 a 13, en el segundo y tercero respectivamente. Pero las donostiarras pisaron el acelerador en el último y definitivo para llevarse una justa victoria por 72 a 40.

Fútbol

El alevín no pudo sorprender al Vasconia, líder del grupo al que en cualquier caso Egoi Ayerbe marcó el gol de la honrilla.