La nueva Residencia, en San Juan

Maite Peña, José Miguel Santamaría e Iñaki Dubreuil, en la parcela de San Juan donde irá la residencia. / MARIN
Maite Peña, José Miguel Santamaría e Iñaki Dubreuil, en la parcela de San Juan donde irá la residencia. / MARIN

El compromiso adquirido entre el Ayuntamiento y la Diputación debe dar paso a la firma del consiguiente convenio

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

La Residencia San José enfila ya sus cuatro décadas. Una infraestructura que vino a sustituir y construirse en la parcela que albergó el hospital y casa de beneficencia que, evidentemente ha ido adaptándose a los rapidísimos cambios que han ido acompañando al paso de los días, si bien ante un proceso de progresivo envejecimiento de la población hace tiempo que, para empezar, se encuentra al límite de su capacidad.

A la hora de afrontar ese reto, y en concreto el servicio que debe ofrecer un centro de estas características, el Ayuntamiento y la Diputación acordaban la construcción de una nueva residencia.

En este sentido, la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, se acercaba a la localidad para trasladar al Consistorio la voluntad de su departamento de llevar adelante el compromiso adquirido con la Administración local por el cual, el Ayuntamiento cede al ente foral una parcela de 7.000 metros cuadrados ubicada en el barrio de San Juan y la Diputación se compromete a la construcción, equipamiento y gestión de un centro residencial de alrededor de 120 plazas y, en su caso, otros recursos sociales.

Peña insistía en el compromiso de la Diputación para situar el bienestar, la calidad de vida y los cuidados de las personas mayores en la primera línea de las políticas sociales. En ese sentido recalcaba que en las últimas semanas, la Diputación ha iniciado el procedimiento para contratar las obras del nuevo centro residencial de Irun y se ha presentado el innovador centro de alojamiento con cuidados en Usurbil, y el proyecto constructivo de Adinberri en Pasaia. «Ahora es el turno de Ordizia y, por tanto del Goierri», subrayaba. « Acuerdos como éste son un ejemplo más de la colaboración interinstitucional con la que estamos transformando la red de atención al envejecimiento y a la dependencia de Gipuzkoa, un territorio -enfatizaba-, que se caracteriza por ser fuerte en políticas sociales».

La diputada foral exponía que junto al modelo de atención sociosanitaria que permite que las personas mayores, dependientes, permanezcan en sus domicilios, para cuando por razones de salud no puedan continuar haciéndolo, es necesario aumentar el número de plazas en residencias para personas mayores en situación de dependencia, con objeto de anticiparnos a las nuevas necesidades que puedan surgir en el futuro. Con ese objetivo, destacaba que «el ente foral ha realizado un gran esfuerzo en todo el territorio, de forma equilibrada».

«El proyecto previsto para Ordizia repercutirá positivamente en la reducción de las listas de espera de todos los municipios del Goierri, que en la actualidad asciende a 45 personas», reseñaba.

«Un proyecto en el que ambas instituciones coincidimos, diseñado para fomentar un nuevo modelo de atención, basado en la atención centrada en la persona, fomentando así su autonomía e independencia» concluía.

El compromiso adquirido contempla la firma del correspondiente convenio del que existe ya un borrador. A partir de ahí, este mismo año debería salir a concurso la redacción del proyecto y el próximo tendrían que empezar las obras.