Nueva campaña de limpieza del río

La campaña se centra en las dos orillas del Oria y del Amundarain a su paso por el municipio. / MARIN
La campaña se centra en las dos orillas del Oria y del Amundarain a su paso por el municipio. / MARIN

Hasta ayer los operarios habían recogido de las orillas tres toneladas y media de residuos

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

Desde hace casi dos décadas, diferentes, instituciones públicas; Servicio de Aguas del Gobierno Vasco, Ayuntamientos, Agencia de Desarrollo Goieki, etc, e incluso particulares, han llevado a cabo diferentes programas y empeños dirigidos a la limpieza de las orillas o riberas del río Oria, incluido el propio cauce, a la recuperación de la vegetación y de manera más reciente a la eliminación de las especies vegetales denominadas invasoras.

Atrás quedan aquellos largos años; toda la segunda mitad del pasado siglo, en los que los ríos, entre ellos el Oria, se convirtieron en auténticas cloacas, socialmente así vistas, a las que iban, desde todo tipo de vertidos industriales a cualquier objeto, que a nivel particular, resultaba inservible o de desecho.

Afortunadamente, un compendio de actuaciones, plan de saneamiento incluido, y un cambio de mentalidad, han dado lugar a que de manera reciente las cosas hayan cambiado sustancialmente. La eliminación o reducción en gran medida de los vertidos industriales, urbanos, agrícolas, etc, han conllevado que, al menos, la calidad del agua (los sedimentos, necesitan más tiempo para quedar limpios), ofrezca una evolución favorable, constante, tal y como lo recogen los diferentes estudios y el seguimiento que la Administración lleva a cabo en la red hídrica.

Increíble, la recuperación, abundante y variada, de la vida acuática.

Y aunque la cuestión mejora, sensiblemente, bien por negligencia, mala fe, o desconocimiento, en menor medida, queda claro que todavía hay tarea por hacer; seguir recogiendo, pero a la vez, volver a llamar la atención sobre el hecho de que no se debe contaminar o ensuciar por comodidad.

Desde la semana pasada, y todavía a lo largo de ésta, contratada por el Ayuntamiento, con un presupuesto de 4.100 euros, desembolso para el que el Consistorio ha conseguido una subvención de 1.722 euros del programa Agenda Local 21 del departamento de Medio Ambiente de la Diputación, la empresa Txukun Lorazaintza, está llevando a cabo la limpieza de las dos orillas del río Oria, más las del Amundarain, a su paso por el municipio (cuatro kilómetros y medio lineales, sumando los dos cauces) de donde hasta el momento los operarios han extraído tres toneladas y media de residuos que, una vez clasificados, han ido al Garbigune.

Joseba Aramburu, concejal de Medio Ambiente reseña que durante los últimos años se han llevado a cabo en Ordizia tareas puntuales de limpieza enmarcadas en campañas de sensibilización dirigidas a escolares, etc. La Mesa de residuos, constituida por el Ayuntamiento a principios de legislatura para tratar el proceso de participación en la consulta sobre la recogida de residuos, continúa reuniéndose puntualmente y es en este foro ciudadano donde se recogió la solicitud de llevar a cabo una limpieza profunda. «Es evidente que estas campañas de sensibilización no son suficientes para llegar a todos los rincones de los cauces de los ríos, por lo que tuvimos claro que había que acometer un trabajo profesional continuado. Esta también, en cuanto vimos la oportunidad, dimos el paso y estamos muy satisfechos con el resultado».

Joseba Aramburu añade que se ha acordado en la propia Mesa de residuos crear una partida anual para realizar este tipo trabajos sin perjuicio de seguir realizando las diferentes campañas de sensibilización. «Tenemos que ser conscientes del problema que supone el exceso de residuos y rectificar nuestros hábitos generando menos y, en su caso, desechándolos de la forma adecuada. Nunca deberían acabar en la calle, ni en los ríos, océanos o montes. Además no hay que olvidar que con su limpieza estamos mejorando el hábitat de la fauna del río en la que destaca la aparición de la garza real y el martín pescador. Les debemos el río limpio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos