Larrun Arri convoca la cuarta edición del concurso gastronómico intergeneracional

Equipos participantes en el concurso gastronómico el año pasado./
Equipos participantes en el concurso gastronómico el año pasado.

Tendrá lugar el martes 10 de septiembre junto al certamen 'Mejor odolki del Goierri'

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOORDIZIA.

La sociedad Larrun Arri vuelve puntual a su cita con la antesala del día más importante de la Fiestas Vascas, que en esta ocasión tendrá lugar el martes 10 de septiembre, para celebrar esa doble exaltación del producto propio que supone el 'XXIX Encuentro Gastronómico - IV Concurso Gastronómico Intergeneracional' y la 'XXV Cata concurso mejor odolki del Goierri'.

Pues bien, la sociedad de la calle José Arana reedita el giro que hace cuatro años le dio a su veterano concurso gastronómico intersociedades que, como tal inauguró en 1991, certamen que sin apenas variaciones no ha faltado a la cita hasta el 2015 años, edición a partir de la cual, Larrun Arri optaba por darle un giro al planteamiento del certamen, cita que reconducía tanto en su filosofía como en su mecánica de funcionamiento, siempre desde la perspectiva de que si no resultaba, o no respondía a las expectativas creadas, no iba a resultar complicado volver a la etapa anterior.

Concurso gastronómico de productos autóctonos, como planteamiento general, que desde el 2016 daba descanso a las sociedades gastronómicas para proponer un encuentro antes los fogones, intergeneracional. Una propuesta que se aproximaba al programa 'Ordizia Ciudad Educadora' al que el municipio se sumó, formalmente, en enero del 2008, que considera a la ciudad; administración y ciudadanos, un agente educativo en toda su extensión. Un empeño al que necesita incorporar, además de aquellas que tradicionalmente se han considerado educativas, como la escuela y las casas de cultura, nuevas áreas. Por lo tanto el urbanismo, el deporte, el medio ambiente, la salud, la movilidad, la seguridad, los servicios, los equipamientos, la ciudadanía, etc, todo pasa a tener una dimensión educativa, una intención formadora.

Programa que ha encontrado, en especial, entre los alumnos de Educación Primaria de la villa y los componentes del centro social Zuhaizti, un amplio campo de actuación.

Tras aquella primera experiencia, Larrun Arri realizaba una valoración más que positiva, repetía al año siguiente y como no hay dos sin tres, llega ahora la cuarta convocatoria de esta propuesta. Un empeño y nuevo rumbo en el que agradecen la implicación de Orkli y D'elikatuz, y la fidelidad de la empresa de fabricación de menaje de cocina, Lacor, de Bergara, del Ayuntamiento ordiziarra y de la Mancomunidad Enirio Aralar.

Así las cosas, por lo que corresponde a la convocatoria de este año, la entidad de la calle José Arana se dará, de nuevo, por satisfecha reuniendo a una decena de parejas participantes, número que considera representa la medida óptima del concurso, sobre todo para que su duración sea, digamos, la correcta. Tándem que deberá estar formado por una persona adulta (no profesional del ramo) y otra cuya edad se circunscriba a la franja 10-18 años. La labor principal del 'joven aprendiz' será la de emplatar aquella receta que el equipo presente al jurado. Si bien se tendrá en cuenta su participación en las tareas de elaboración.

Como es habitual, la organización pone a disposición de la concurrencia, las cocinas industriales, corriendo el resto del utillaje por cuenta de los concursantes.

Los participantes recibirán una dieta de 40 euros destinada a la compra de los ingredientes principales, si bien, a su vez, dispondrán de una mesa con productos típicos del mercado semanal a su disposición, lista de productos que se les comunicará con antelación.

En este nuevo formato del certamen, los concursantes deberán elaborar, por supuesto en la propia Plaza, un único plato, eso sí 'al Idiazabal'. Lo que sobre el papel, acorta, sensiblemente la duración del envite.

La hora de presentación al jurado será a partir de las 18.30, si bien previamente, entregarán a la organización, por escrito, la receta del plato; ingredientes, proporciones, formas y tiempo de elaboración, etc. La cantidad a preparar será una ración para 6 personas.

Con ya poco tiempo por delante, metidos en harina, toca cerrar cuanto antes la composición de los equipos, pensar en la receta con la que van concurrir, y por supuesto hacer pruebas.

Donde no hay cambio alguno en ese hacer boca y rodaje para el jurado que representa el certamen de odolkis del Goierri, que asiste a su vigesimocuarto cumpleaños. Cita a la que están invitados, únicamente los elaboradores de la comarca. Encuentro ante toda una delicia gastronómica que supone y represente el comienzo de una nueva y esperada temporada.