El empate anotado por el primer equipo del Ordizia KE ante el San Ignacio supo a poco

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

El primer equipo del OKE, el Ordizia Landu, volvió a dejar escapar, en los últimos minutos un triunfo que parecía tener amarrado. A reseñar que el colegiado fue especialmente exigente con los del txoko. Su primer error llegó en el m.15 en un agarrón con las dos manos a Regil, cuando estaba solo y podía haber marcado el 1-0, pero no pitó nada.

Los de Mendia y Elicegui le echaron ganas y en el m. 29, le llegaba un balón largo a Calderón, quien, de tiro cruzado, ponía el 1-0. Todavía, los ordiziarras tuvieron varias ocasiones de haber aumentado la cuenta goleadora. En el m.71 pase en profundidad de Calderón a Gartzia y su chut sale rozando la base del poste. En el m. 73 anotamos una falta de un defensa vitoriano sobre Calderón, dentro del área pero el colegiado mandó seguir.

El gol visitante llegó en el m.83, un centro chut sobre la portería local que aprovechaba Rivas para zanjar la cuestión en tablas; 1- 1.

Los urdiñas volvieron a intentarlo pero no tuvieron suerte.

Jugaron: Arruabarrena; Calderón, Usabiaga, Antxon, Harto (Unanue), Etxeberria, Altuna, Nice (Aratz), Christian (Oscar Erauskin), Gartzia y Regil.

Un arrollador Primera Regional derrotaba al Ikasberri por un incontestable 9-2, que puede parecer excesivo pero en el tema que nos ocupa; la lucha por el ascenso, no hay opción a miramientos. Un resultado que, además ante el empate del Urki en Segura les consolida a los de Goiko y Txikirrin, a falta de dos partidos para la conclusión de esta fase clasificatoria, en su posición de líderes.

Rivera abría la cuenta, que ampliaba Jauregi en el m.15 al marcar el 2-0, para justo a continuación acortar distancias los azpeitiarras; 2-1. Todo un espejismo porque en el m.19 Raúl Erauskin batía la meta visitante y Omar Armendariz sumaba el 4-1 antes del descanso.

Tras la reanudación, nuevo gol de Raúl Erauskin para sumar Rivera la media docena, Mendizabal, hacía el 'siete', marcaron los azpeitiarras; 7-2 y cerraba la cuenta, por partida doble, de nuevo Rivera (pócker el suyo) poniendo en el casillero el definitivo 9-2.

Jugaron: Arrospide, Galparsoro (Garmendia), Etxeberria, Serrano, Mendia (Urtaza), Mustapha (Aranburu) (Murua), Bingen Erauskin, Omar Armendariz, Rivera, Raúl Erauskin y Jauregui (Mendizabal).

El Juvenil de Honor cosechaba un importantísimo triunfo ante el Bergara; 2-0. Los ordiziarras se mostraron muy regulares a lo largo de todo el encuentro, con confianza en sus posibilidades, demostrando, una vez más, que la clasificación no resulta acorde con el juego que practican. Al descanso se llegó con 1-0 gol de Altuna y en la continuación, Idigoras cerraba la cuenta con el 2-0.

El Cadete de Honor derrotaba 2-0 al Anaitasuna, en un encuentro que asistió a dos planteamientos diferentes, ya que, los de Jauregi y De Marcos se dedicaron a jugar al fútbol, mientras que los rojillos optaron por el patadón y adelante.

Al descanso se llegó con el 0-0 inicial pero en la segunda mitad Imaz, de tiro cruzado, marcaba el 1-0, a continuación, Goikoetxea, en una jugada muy similar, anotaba el 2-0, que a la postre sería el resultado definitivo, si bien los ordiziarras pudieron haber marcado, como mínimo, un tercer tanto.