La eficacia de la música en el cerebro

El prestigioso neurólogo ofrecerá su charla hoy. / MICHELENA
El prestigioso neurólogo ofrecerá su charla hoy. / MICHELENA

Invitado por Musika Eskola, el neurólogo Gurutz Linazasoro hablará hoy sobre este tema

ORDIZIA.

Continuando con las actividades de fomento de la cultura musical y con todo lo relacionado con la misma en el Goierri, Ordiziako Musika Eskola (OME) ha considerado importante invitar a Ordizia, localidad a la que vuelve, a una figura de reconocido prestigio, como Gurutz Linazasoro, quien hoy, a las 19.00, en el salón de actos de Barrena ofrecerá una charla en la que se centrará en la beneficiosa relación que existe entre la música y el cerebro humano.

El doctor Gurutz Linazasoro es neurólogo especialista en la enfermedad de Párkinson y en enfermedades neurodegenerativas, Presidente de Vive Biotech y Director del Programa de Terapias Avanzadas para el Alzheimer y Parkinson del Grupo Quirón Salud-Policlínica Gipuzkoa. Ha publicado más de 150 artículos y seis libros. Ha recibido en tres ocasiones el Premio Parkinson España y el Premio de Investigación Científica en Parkinson 2009. Es co-autor de tres libros de divulgación científica 'No te comas el coco' 'Cerebro y fútbol' y 'Salsa para tu coco' y autor de 'Ciencia diaria' etc, y además y sobre todo, es un gran y ameno divulgador.

Explica Gurutz Linazasoro que el cerebro es el gestor de toda la actividad vital. Es un órgano muy dinámico compuesto por 86.000 millones de neuronas estableciendo trillones de conexiones entre ellas.

El mapa de conexiones cerebrales constituye la esencia del ser humano. El cerebro está en proceso de cambio continuo según dos de sus propiedades: la plasticidad cerebral y la neurogénesis. Por su plasticidad, se adapta al entorno creando nuevas conexiones. Gracias a la neurogénesis, nuevas neuronas llegan a lugares críticos a realizar nuevas funciones. Ambos fenómenos son esenciales en el proceso de aprendizaje, que es el motor de la vida.

Se sabe que la salud del cerebro depende, en cierta medida del estilo de vida. Seguir una dieta de tipo mediterráneo, realizar ejercicio moderado diario, estimular la mente y la vida social son positivos.

Por el contrario, el tabaco, la hipertensión, la diabetes, la obesidad, el colesterol, el aislamiento social y el sedentarismo son los grandes enemigos. Son los siete pecados capitales del Alzheimer, pues participan también en su origen. «El mayor reto científico y médico a día de hoy, destaca, es el descubrimiento de un tratamiento curativo o preventivo, como una vacuna, por ejemplo ya que hoy sólo existen fármacos y terapias cognitivas para aliviar los síntomas. La buena noticia es que un tercio de los casos son prevenibles con medidas de salud pública que incidan sobre el estilo de vida».

En este contexto, añade el neurólogo, cabe reseñar que la música es mucho más que sonido con ritmo, timbre y melodía. Es una forma de comunicación, un lenguaje universal. Desde el origen del ser humano, música y cerebro están muy unidos en una relación recíproca, todavía con muchos aspectos desconocidos.

La creatividad es una de las capacidades más asombrosas y exclusivas del ser humano. Escuchar y practicar música, activa muchas áreas repartidas por todo el cerebro y, de este modo, genera placer, estimula las emociones y la memoria y, facilita el aprendizaje. La música modula el desarrollo y las funciones cerebrales gracias a la capacidad de plasticidad del cerebro. Así, el cerebro de una persona que practica música, es diferente al de una persona sin esas aptitudes», enfatiza.

La charla está abierta a toda persona interesada hasta completar aforo. Al finalizar la conferencia, dos alumnas de 17 años del centro; Amaia Zeberio (piano) y Ane Aramburu (violonchelo) interpretarán la obra de Mendelsshon 'On Wings of song'.