Echa a andar la Feria de la cerveza de Ordizia

El Ordizia Rugby Elkartea confía en volver a cosechar un nuevo éxito de público. / MARIN
El Ordizia Rugby Elkartea confía en volver a cosechar un nuevo éxito de público. / MARIN

Vuelve a abrir sus puertas desde el jueves hasta el domingo en el Beti Alai

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOORDIZIA.

Cabe pensar que las altas temperaturas que se anuncian contribuyan a que la XX Feria de la cerveza de Ordizia que abre sus puertas, este jueves, a las 18.00, en el Beti Alai contribuyan al éxito y récord de ventas que persigue el club promotor, el Ordizia Rugby Elkartea, con el que colabora el Ayuntamiento.

Una feria que requiere de un gran despliegue, en todos los sentidos, en especial en cuanto al factor humano se refiere ya que para que todo funcione, a lo largo de estos cuatro días, es necesario contar con 150 personas trabajando, en primera línea de feria, grupo que se nutre de jugadores sénior, más de progenitores y aficionados. Además, los jugadores de las categorías juvenil y cadete colaboran a la hora de montar y desmontar el recinto. Un esfuerzo que compensa si todo discurre de la mejor manera posible.

Manteniendo la fórmula tradicional, desde este jueves y hasta el domingo, el frontón Beti Alai volverá a ser sede de la principal fiesta cervecera de la zona.

Fiesta que por lo que a la salida del género se refiere, asiste a un movimiento muy diferente en función de las condiciones meteorológicas. En cualquier caso, el acopio de materia prima se ha movido, como referencia en magnitudes del orden: 5.000 litros de cerveza, 1.600 codillos, que por término medio vienen a pesar un 1,300kg, que como siempre los asará Juanra Goiburu en la panadería Goiagi. A partir de ahi, 800 kilos de salchichas, 200 kilos de lomo de Sajonia, 250 pollos Lumagorri, al igual que la carne para las hamburguesas, 50kg, etc.

Cuatro jornadas, cinco encuentros a la mesa, como decimos, en horario de 18.00 a 00.00 horas abierto al público, excepción hecha del domingo que la feria abre sus puertas desde el mediodía y que a la opción rancho de los días anteriores, añade la posibilidad de disfrutar de la paella gigante.

Y junto a las viandas, a la hora de refrescar el gaznate, 21 cervezas, la mayoría pertenecientes al grupo Heineken; diez rubias, dos blancas, dos rojas, dos tostadas, una negra, dos IPAs (India Pale Ale) una para celíacos y una sin alcohol. Las cervezas están elaboradas en Alemania, Holanda, Irlanda, Australia, en territorios más cercanos como Aragón y también aquí en casa, incluyendo la Basabe, de Legorreta. Habrá dos precios: la mayoría serán a 4 euros la jarra, y las especiales a 4.50. Se venderán también refrescos y agua. Este año la feria contará con la colaboración en los cañeros de varios profesionales de la barra de bares del municipio, ayuda que la organización agradece sobremanera.

En cuanto al bolsillo se refiere se mantienen los precios del año pasado, y como siempre la posibilidad de que cada cual confeccione su propio menú. En cualquier caso, el menú cervecero para dos personas: dos salchichas, un codillo, dos jarras de cerveza, dos postres y dos cafés cuesta 30 euros. Como decimos el domingo, el menú se amplia con la opción paella, salchicha, cerveza y postre por 13 euros.

Aquí también, de nuevo, es posible ir por partes, la ración de paella por ejemplo costará 5 euros. Quienes deseen el menú para llevar, evidentemente podrán hacerlo. Y para que no falte de nada, serán novedad los castillos hinchables para los más pequeños. En un contexto en el que el tema está en plena ebullición y en el que los equipos de la máxima categoría masculina sorprenden hoy sí y mañana también con la noticia de nuevas incorporaciones, sin duda, días de hablar de fichajes. A ver si alguien suelta prenda.