Dispar suerte para los equipos de baloncesto

ORDIZIA.

El júnior masculino disputaba un duelo en la cumbre por mantener su segunda posición, frente al Hernani A, que era tercero. Quedaba claro que el ganador tendrá serias posibilidades de jugar con los primeros clasificados en la siguiente ronda de grupos.

Quizá pesó en exceso la responsabilidad en los jugadores urdiñas, que se enfrentaron a un juego excesivamente físico. Perdiendo balones en ataque, algo que normalmente no sucede, y un tanto faltos de concentración en acciones defensivas. Al descanso los hernaniarras ganaban 51-24. No parecía que hubiese tiempo para conseguir algo positivo, aunque hubo una pequeña esperanza al comienzo del tercer periodo, pero la ventaja era excesiva. Al final, Hernani 74-Ordizia 46.

El júnior femenino, segundo clasificado, recibía la visita del BKL Txindoki, líder del grupo. Partido importante por que además de la primera plaza estaba en juego el pase a la zona alta, en la siguiente fase de grupos. El primer cuarto fue para las urdiñas, 14-7, mientras que el segundo fue para las beasaindarras, 4 a 18. Al descanso 18 a 25 para las visitantes. Tras la vuelta de vestuarios, las urdiñas trataron de hacerse con el mando del partido, y aunque ganaron los dos cuartos restantes, no fue suficiente para hacerse con la victoria; Ordizia 47-BKL Txindoki 50.

A pesar de esta derrota las urdiñas se clasifican, junto con las vagoneras para disputar la siguiente fase de grupos en la zona alta.

El cadete masculino de rendimiento, cuarto, visitaba en Donostia al Cafés Aitona Askatuak, décimo. Los urdiñas acudieron con ocho jugadores disponibles, por diversas causas, de forma que el partido se antojaba complicado. El primer cuarto fue para los del txoko, mientras que el segundo para los donostiarras. Al descanso los chicos de Zufiria e Iztueta perdían por 29 a 27. Sin embargo, la reanudación fue de color urdiña. Alternando buenas acciones atacantes con gran concentración defensiva, consiguieron dejar en el tercer cuarto a los locales en una anotación de 6 puntos, haciéndose con el triunfo final por 46-54.

El cadete femenino de rendimiento, líder e imbatido, recibía la visita del Alkideba Ointxe, sexto. Las de Urbieta y Lekuona trataron de mandar en la cancha desde el primer minuto de juego. En frente una dura defensa, con muchas ayudas, cerrando bien la zona, pero las del txoko solventaron bien todos estos inconvenientes, para irse al descanso con una ventaja de siete puntos; 23-16. En la reanudación, las ordiziarras sacaron a relucir su excelente momento de forma, sus conocimientos baloncestísticos y su gran progresión, y ahora sí dominan definitivamente el parqué de Majori, llevándose el partido por 57 a 29.

 

Fotos

Vídeos