Veinte familias se ven obligadas a dejar sus casas tras un incendio en Ordizia

El incendio se ha originado en el tejado. / Josetxo Marin

El fuego comenzó en el tejado de una vivienda por causas que se investigan y obligó a desalojar tres portales

RAFA ARIZMENDI

Los vecinos de tres portales de un edificio de Ordizia fueron desalojados este jueves de sus viviendas después de que se desatase un incendio en el tejado de un de los inmuebles. Pese a la aparatosidad del suceso no se registraron heridos. Veinte familias no pudieron regresar a sus casas dado el estado en que quedaron sus pisos.

El suceso, cuyas causas se investigan, tuvo lugar sobre las 11.30 horas, en la cubierta del número 8 de la calle Maribaratza, un edificio centenario de estructura de madera que acoge a veinticuatro familias. Fueron los vecinos de la colindante calle Goierri los que se percataron de que el fuego prendía en el alero del tejado, por lo que inmediatamente dieron la voz de alarma. Ello permitió que se llevase a cabo un rápido y ordenado desalojo del edificio y el de los colindantes.

En el lugar se personaron los bomberos del parque comarcal del Goierri con sede en Ordizia, así como agentes de las Policía Municipal, Ertzaintza, y también varias ambulancias. El personal de extinción invirtió más de una hora en controlar el fuego, tarea en la que, dadas las dimensiones del suceso y el viento que se registraba en aquellos instantes, recibieron el apoyo de sus compañeros de los parques de Tolosa y Legazpi.

Poco antes de las 13.00 horas, los bomberos que hasta entonces habían actuado desde el exterior ayudados por la escala mecánicas, accedieron al edificio. Pocos minutos después, el fuego quedó totalmente controlado.

Una vez extinguido, la Ertzaintza permitió el regreso a sus viviendas a los moradores de los dos edificios aledaños, números 6 y 10, al tiempo que varios técnicos accedieron al bloque afectado para realizar una evaluación de los daños.

Importantes daños

Tras una primera inspección, el cuerpo de expertos determinó que el fuego había causado importantes daños en el quinto piso y que asimismo existía riesgo de desplome del techo del cuarto. Ante esta situación estimaron que, por motivos de seguridad, había que mantener el desalojo de todo el edificio, que, además, se había quedado sin suministro eléctrico.

El Ayuntamiento ofreció a los damnificados la posibilidad de que pudieran comer en un restaurante de la localidad y les convocó a las 16.30 horas para que pudieran regresar al domicilio a recoger «lo indispensable». Fue una entrada y salida rápida que hoy tendrán ocasión de repetir.

De la misma manera, el Ayuntamiento ofreció a los vecinos la posibilidad de que pudieran alojarse en un hotel de la zona, una proposición que fue aceptada por seis familias. El Consistorio se encargó asimismo del desescombro y la instalación de una gran lona en el tejado para evitar filtraciones por la lluvia.

El siniestro produjo igualmente desperfectos en varios de los coches que permanecían aparcados junto al edificio que recibieron el impacto de las tejas y demás cascotes que se desprendieron.

Vecinos de la localidad se mostraron aliviados tras conocer que el siniestro no había causado víctimas. «Si se hubiese producido a las 11.30 de la noche, todo hubiera sido más complicado» indicó uno de ellos.

Comienza ahora la tarea de entablar contacto con los seguros. Algunos de los afectados mantuvieron ya este jueves los primeros contactos con sus respectivas compañías.

Los vecinos de un edificio de Ordizia han tenido que ser desalojados este jueves, sobre las 11.30 horas, tras declararse un incendio en el tejado del número 8 de la calle Maribaratza, edificio centenario de estructura de madera que acoge a 24 domicilios. Según ha señalado no ha habido personas heridas y, en principio, los edificios contiguos no se han visto afectados y sus inquilinos han podido volver ya a sus casas.

Eran los vecinos de la colindante calle Goierri los que se percataban de que el fuego prendía en el alero del tejado, dando inmediatamente la alarma, lo que permitía el rápido y ordenado desalojo del edificio y el de los colindantes, sin que se produjera el menor percance. Un total de seis dotaciones de bomberos de los parques de Ordizia y Tolosa, tres de la Ertzaintza, una ambulancia del 112, Protección Civil, Policía Municipal y técnicos municipales, del Consorcio de Aguas y el servicio de limpieza han colaborando en la emergencia.

Josetxo Marín

Más de una hora les ha llevado a los bomberos controlar el fuego, tarea en la que recibieron apoyo de los parques próximos. Aproximadamente a las 15.00 horas los bomberos han dado por extinguido el fuego. El Ayuntamiento ha explicado que el viento «ha complicado el trabajo» de los bomberos, que han controlado el fuego en algo más de una hora, aunque permanecerá en el lugar un retén de vigilancia «el tiempo que sea necesario».

Los moradores del número 8, a la espera

Sobre las 12.30 la Ertzaintza permitía el regreso a sus viviendas a los moradores de los dos edificios aledaños, números 6 y 10, momento en el que los técnicos accedían al edificio afectado para evaluar los daños, que a su vez sufrieron varios de los coches aparcados junto a él al recibir el impacto de las tejas y demás cascotes que se desprendieron. Los moradores del número 8 han quedado a la espera de la decisión del cuerpo técnico. El Ayuntamiento de Ordizia, que se ha puesto en contacto con las administradoras de fincas, analizará ahora las necesidades de realojo de todos ellos. Además, se llevará a cabo una inspección técnica para valorar los daños.

En la calle el comentario unánime, referido a que si el incendio se hubiera producido a las 23.30 de la noche, todo hubiera sido más complicado.