Concierto de San José muy especial

La banda de música Beti Argi más invitados, en el ensayo general del pasado viernes. / MARIN
La banda de música Beti Argi más invitados, en el ensayo general del pasado viernes. / MARIN

La banda de música Beti Argi cita a los ordiziarras a las 19.00 horas en la parroquia

ORDIZIA.

La festividad de San José 'Día del padre', celebración que se diría pierde brillo o al menos no es lo que era en el ámbito familiar, además en esta ocasión, a efectos prácticos, adelantada a hoy domingo, mantiene en cualquier caso plena vigencia, al menos en su tradicional encuentro con la música.

Una hilazón antigua y enlace con los acordes musicales, que Jorge Rodríguez, autor de un interesante trabajo sobre la historia de la música en la localidad, documenta a principios del siglo XVII con la presencia del tamboril y el tambor, totalmente ligados a toda actividad festiva y por supuesto, fiesta religiosa.

El año 1800, en el que Ordizia será sede de las Juntas Generales, recoge el estudioso, representa el comienzo del gran siglo de la música en el municipio ya que es testigo de la aparición del órgano, de la primera orquesta y de la puesta en marcha de la primera escuela de música. Queda por afinar el año de arranque pero consta que en los primeros días del año 1900 en los que coexistían en la localidad dos bandas de música, la municipal y la de la sociedad recreativa Ordizia.

Centuria en la que la música impregnaba toda actividad social, y en consecuencia, resultaba indisoluble a toda jornada festiva. Y en esta reiteración musical del calendario, la festividad de San José, acredita, de manera ininterrumpida, una antigüedad más que centenaria.

Llega la conmemoración del 2018, en un año especial para el municipio, dado que asiste a la celebración del 750 aniversario de la villa.

Y en un contexto de celebración que cuenta con una densa y apretada agenda, la banda de música Beti Argi llamaba a sus miembros a capítulo para, en una puesta en común, establecer las iniciativas con las que concurrir y contribuir a ese empeño.

Y queda claro que el propósito no solo ha resultado fructífero sino singular puesto que, al menos por lo que a su cita con San José, la propuesta resulta novedosa. De entrada, la agrupación musical cambia de escenario, algo de lo que no existe constancia en esta última centuria y en la lugar de ofrecer el tradicional concierto del mediodía en la Plaza, el programa y planteamiento que ha preparado le lleva a decantarse por la sonoridad de la parroquia.

Así las cosas, bajo la dirección de Josune Aierbe, Beti Argi ha confeccionado un programa de neto sabor ordiziarra, que en su primera parte ha titulado '100 urteko doinuak' en la que ofrecerá seis obras de tres compositores ordiziarras, muy unidos al día día y vicisitudes de la localidad; los hermanos Juan José y Esteban Aramburu, y José Luis Gurrutxaga, ordiziarra de adopción.

Repertorio ordiziarra

De esta manera interpretará, 'A las cumbres' de Esteban Aramburu, 'Orain eta beti', de Juan José, y ya, como legado de aquellos días de pujanza y rivalidad entre los clubs locales de fútbol 'Santa Ana' (Esteban Aranburu), 'CD Ordicia' (José Luis Gurrutxaga), 'Unión Club Villafranca' (Juán José Aranburu), y 'Villafranca UC' (José Luis Gurrutxaga), obra (tamborrada) escrita para tambores y barriles y que se interpretó, como única ocasión, en la tamborrada santanera de 1963.

Aunque en un pueblo es difícil mantener un secreto, la segunda parte llega con la aureola, como mínimo de actuación sorpresa en la que junto a JJ Gómez y Erramun Amundarain personas muy conocidas del municipio, que han estado y están vinculadas al Consistorio, interpretarán canciones populares, a las que los componentes de Beti Argi han cambiado la letra original por otra con temas relacionados con Ordizia.

Para finalizar y en riguroso estreno, Beti Argi, acompañada de una representación de tambores y barriles, interpretará 'Ordiziarrak gera gu' del maestro Bernardo Alberro, en su adaptación a marcha de tamborrada.