Colofón para 'Tiempo de teatro'

La compañía Ados Teatro ofrece la adaptación a la escena de la obra de James Joyce 'Dublineses'. /
La compañía Ados Teatro ofrece la adaptación a la escena de la obra de James Joyce 'Dublineses'.

El Herri Antzokia despide su agenda con la puesta en escena de 'Dublindarrak'

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

La compañía Ados Teatroa pondrá en escena hoy viernes a las 22.15 en el Herri Antzokia su montaje 'Dublindarrak' (euskara). Propuesta escénica que pone punto final, por lo que a Ordizia respecta a esta vigesimoquinta edición de la agenda de la minitemporada teatral goierritarra que representa el programa 'Tiempo de Teatro-Antzerki Garaia' organizado, conjuntamente, por los departamentos de Cultura de los ayuntamientos de Beasain y Ordizia, programación que se enmarca dentro de la Red de Teatros de Euskadi que cuenta con la colaboración de los departamentos de Cultura de la Diputación guipuzcoana y del Gobierno Vasco.

La última obra, que servirá para despedir la agenda de esta interesante y exitosa iniciativa en su 25 aniversario tendrá lugar el próximo viernes en Beasain con la representación de 'Roman eta Julieta'.

La compañía de teatro donostiarra Ados Teatroa, presenta 'Dublindarrak', una adaptación al teatro del clásico de James Joyce 'Dublineses', en una versión libre y en euskera. La dirección corre a cargo de Garbi Losada, y el reparto cuenta con actores veteranos como; Asier Hormaza, Iñake Irastorza, Klara Mendizabal, Asier Sota, Naiara Arnedo, Aitor Beltrán, Isidoro Fernández y Lierni Fresnedo.

Como se deduce por el título, esta obra está basada en la colección de relatos 'Dublineses' de James Joyce, concretamente en su último cuento: 'Los muertos'.

Dublín, el día de Reyes de 1904. Una serie de personajes de clase media-alta acuden a una cena que las señoritas Morkan ofrecen todos los años en su casa. Las Morkan son profesoras de música y la velada respira un ambiente ideal. Fuera nieva y dentro de la casa se respiran buenas costumbres, exquisita comida, tranquilidad, fraternidad y buen humor. Todo acompañado de dulces melodías, ya que Las Morgan son profesoras de la materia.

Cuando la velada finaliza, suena una hermosa canción que despierta la melancolía de Gretta, la esposa del sobrino de las anfitrionas, Gabriel. Sufre porque la música le ha recordado un amor de su adolescencia. Un amor por alguien muerto, más poderoso que todo el resto de hechos y sentimientos que han conformado su vida.

La historia está ambientada en la Irlanda de 1900, pero seguro que resultará misteriosamente cercana.

Se trata, como decimos de la versión libre y en euskera de todo un clásico de la literatura, que aborda el carácter efímero de la vida: la fragilidad del ser humano, la mirada atrás, el amor perdido y la pasión. Porque «los muertos no son sólo los que están muertos, sino también aquellos que no han sabido vivir con pasión».

La narrativa de la obra, lejos de tener la lectura densa tan típica de Joyce, consigue ser ágil y hacer que el espectador se sienta cómodo y cercano a los personajes y a lo que les sucede. Y es que en esta obra, los personajes funcionan como arquetipos que pueden ser perfectamente entendidos por la sociedad de hoy. Por todo ello, el espectáculo ofrece momentos para el humor y también para las lágrimas; todo ello en el contexto de una cena navideña que nace como una expectativa de reencuentro entre amigos y familiares, en la que se acaba desmoronando la vida del protagonista.

Cita por lo tanto con el teatro, hoy viernes, en el Herri Antzokia con una cena muy especial, en la que sorprenderán muchas cosas además del menú. Entradas a la venta, de manera anticipada, en Barrena.