La Cofradía, embajadora del Idiazabal

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, en el centro, junto a miembros de la Cofradía. /
El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, en el centro, junto a miembros de la Cofradía.

Agasaja al presidente de Portugal en su visita a la cofradía hermana, do Queijo Serra da Estrela

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

En su razón de ser como paladín y defensora del Idiazabal, la Cofradía del Queso Idiazabal de Ordizia lleva a cabo una amplia e intensa labor a lo largo de cada anualidad, agenda en la que no falta la asistencia a los capítulos de las cofradías hermanas, que pasan a ejercer de anfitrionas y a apadrinar, en su entorno natural, los productos de las demás entidades. Y cómo no, a la fiesta anual, la capitular propia, compartida con las demás legaciones, estandartes de sus productos estrella.

Una tarea y labor de encuentro que a lo largo de estas tres décadas de empeño en el camino, le ha llevado a ampliar horizontes y situarlo a escala internacional. En este sentido, además de la relación con varias cofradías francesas, hace ahora cinco años, el destino quiso que los defensores del queso de Euskal Herria coincidieran en Asturias con miembros de la Cofradía do Queijo Serra da Estrela, defensores de este derivado lácteo, de oveja, que se elabora en la comarca de Oliveira do Hospital, localidad situada en el norte de Portugal.

Se diría que hubo un flechazo de intereses queseros, porque aquel año, representantes de la cofradía portuguesa vinieron a ver el concurso de Fiestas Vascas, que por supuesto les encantó. Y por aquello de estrechar esa buena relación ambas cofradías se hermanaban en marzo del 2016, mes en el que la localidad anfitriona celebra una de las ferias de mayor prestigio en territorio luso, ocasión en el que la Cofradía do Queijo Serra da Estrela asiste, a su vez, al concurso de queso que apadrina y a su fiesta anual. Y en esos caprichos del azar, de nuevo las circunstancias quisieron que a la feria acudiera el recién elegido presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y nada, que los cofrades le vieron la oportunidad y la ocasión, y saltándose, de alguna manera, el protocolo, lograban acercarse hasta el máximo regidor luso al que hacían entrega de un queso Idiazabal, detalle que el mandatario agradeció.

Precisamente, desde el año siguiente, la Cofradía ordiziarra adelanta al primer sábado de julio, su fiesta anual para hacer más fácil la llegada de las hermandades que vienen desde localidades lejanas, en especial, los amigos portugueses, agrupación que dicho sea de paso suma tres décadas al igual que la ordiziarra.

Y en el contexto, anotar que en octubre del 2017, la localidad de Oliveira do Hospital y su concejo sufrían un devastador incendio que produjo graves pérdidas, entre ellas, cómo no, pasto y ganado. A las diferentes ayudas económicas que surgieron en el entorno de la Federación de Cofradías, la ordiziarra, acogiéndose a la celebración del 750 aniversario de la villa, solicitó al Ayuntamiento una ayuda de similar montante, destinado a la compra de ganado ovino autóctono. Dicho y hecho, si bien era en el capítulo de este mes de marzo cuando la delegación ordiziarra volvía a la localidad lusa, visita que aprovechaba para hacer entrega de la simbólica cantidad, que en representación del Consistorio, llevaba a cabo, en su doble función, José Ignacio Iturrioz. Y como no podía ser de otra manera, el destino quiso que el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa apadrinara la feria, y que en esta ocasión no hubiera necesidad de tentarle al protocolo ya que fue él quien se acercó hasta la delegación ordiziarra, que por supuesto, encantada, le obsequió con su mejor presente. Detalle que agradeció e inmortalizó en la correspondiente foto de familia. Y es que la Cofradía pasa a sumar a sus funciones de defensora y paladín del queso de Euskal Herria, la de embajadora del Idiazabal, al más alto nivel.