El certamen de relatos cumple 25 años

Miembros de la organización y del jurado en la entrega de premios de la pasada edición. / MARIN
Miembros de la organización y del jurado en la entrega de premios de la pasada edición. / MARIN

La asociación Kimetz celebra tan gratificante aniversario incluyendo un premio especial

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO

En días de cambios tan rápidos y de calado, este 2019 que asiste ya al ecuador de la segunda hoja del calendario anuncia y anticipa, afortunadamente, la celebración de dos actividades de origen milenario, herramientas imprescindibles en la transmisión del conocimiento, leyendas, historias, mitos, cantos, sin duda habladurías, etc, en el orden que nos ocupa; la escritura, en papel, y la narración oral.

Historias escritas que aluden al certamen de relatos cortos que convoca la asociación de mujeres Kimetz, y recurso al legado transferido de voz en voz que apela al 'Festival de la oralidad Ahoz-aho'. Dos canales de comunicación tan mágicos como imprescindibles, certámenes que entre nosotros coinciden, en el inicio del año, desde hace más de una década.

Así las cosas, en la que representa una cita especial; sus 25 años, un cuarto de siglo, aniversario que sin duda habla de solidez de la iniciativa, Kimetz convoca el 'XXV Concurso de relatos' un certamen, valga insistir, consolidado, por supuesto exitoso e interesante para los amantes de la escritura y de la lectura. Sirva recordar, simplemente, que el año pasado, en línea con estas últimas ediciones, la convocatoria reunió 115 narraciones de síntesis, (121 en el 2017, 136 en el 2016, 133 en el 2015, etc) y que entre los ganadores se encontraban autores, que acreditan un más que laureado y amplísimo palmarés en esta especialidad narrativa.

Corría, valga recordar, el año 1995, cuando en el contexto de las exitosas tertulias literarias que celebraba y celebra la asociación, surgió la idea y el deseo de sumarse a la promoción de la creación literaria. Nacía el Certamen de relatos.

Vigesimoquinto emplazamiento, que vuelve a convocar a cuantas personas tengan una historia que contar, a través de la narración escrita. Pueden participar todas aquellas personas, mayores de 18 años, concurrencia que deberá tener lugar mediante la presentación de relatos inéditos y, por supuesto, no premiados anteriormente, en ningún otro concurso. El tema queda a la libre elección de los participantes. Los originales podrán ser en euskera o castellano y una vez más se tendrá en cuenta la utilización del lenguaje no sexista.

En lo que se refiere a la extensión, ésta no será inferior a cinco folios ni superior a diez y las obras se presentarán por triplicado, mecanografiadas a doble espacio y por una sola cara. Es decir, que por supuesto, en papel, manteniendo, de esta manera, el carácter y sustancia de propuesta personal, más próxima al origen. A la hora de presentar los textos, éstos deberán ir firmados con un lema y acompañados de un sobre cerrado, que en el exterior recogerá el título y lema del relato y en el interior los datos del autor o autora: nombre, dirección y teléfono.

Los trabajos deben enviarse, antes del día 18 de abril, a la Casa de Cultura Barrena, Plaza Nicolás Lekuona s/n, 20240 Ordizia (Gipuzkoa), o bien al Apartado postal 114, 20240 Ordizia, indicando en el sobre, 'Para el Concurso de Relatos Kimetz'.

La asociación organizadora, insiste, en el hecho de que, salvo en el caso de circunstancias debidamente acreditadas, las personas premiadas están obligadas a acudir al acto de entrega de premios. Entrega que tendrá lugar en mayo-junio y en la que se concederán dos primeros galardones, uno en euskera y otro en castellano, dotados, cada uno, con 600 euros. Además, si ninguno de los dos relatos ganadores corresponde a una mujer, la organización reserva un accésit de 200 euros para el mejor texto de rúbrica femenina.

De la misma manera, las bases establecen un premio de 150, dispuesto para el mejor guión acuñado por un ordiziarra. Además, en este 25 aniversario, independientemente de los galardones antes mencionados, se consigna, un incentivo especial de 200 euros destinado al mejor cuento escrito, en este caso, por una mujer de Ordizia.

La asociación Kimetz agradece, una vez más, la inestimable colaboración de Orkli, Kutxabank, y del Ayuntamiento.