Bodas de plata perfectas para el Artzain Eguna

Tres rebaños, que reunían cerca de 2.000 ovejas, recorrieron las calles céntricas rememorando la trashumancia, el secular desplazamiento de los rebaños del valle a la montaña,                                  y viceversa. /  FOTOS MARIN
Tres rebaños, que reunían cerca de 2.000 ovejas, recorrieron las calles céntricas rememorando la trashumancia, el secular desplazamiento de los rebaños del valle a la montaña, y viceversa. / FOTOS MARIN

La Denominación de Origen Idiazabal confía en superar la producción de la pasada campaña | El buen tiempo se sumó a una jornada de demostración y fiesta del sector tradicional

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

Pistoletazo de salida, oficial, para una nueva campaña del queso de oveja latxa, elaborado por pastores con denominación de Origen Idiazabal, que echaba a andar ayer con la celebración del XXV Artzain Eguna.

Una campaña que, a efectos prácticos, se encuentra prácticamente ya a medio recorrido, campaña que la Denominación de Origen afronta con tanta ilusión como optimismo. José Mari Uztarroz, el presidente, y Mirian Molina, la gerente de la entidad, convenían en que el ejercicio de 2018 se cerraba manteniendo la producción respecto al anterior, todo ello sin perder de vista que la primavera no contribuyó en absoluto a que floreciera el pasto. Superado este bache, el contexto recuperó la normalidad y el balance final resultó positivo.

En marcha está ya la campaña de 2019, que da la bienvenida a tres nuevas queserías, adscritas a la Denominación: en total 123.

Y como sector tradicional que es, lejos de estabular el ganado lanar, la vida del rebaño sigue condicionada, en gran medida, por las condiciones meteorológicas, mirada diaria al cielo que hasta ahora ha deparado un llevadero invierno y un favorable comienzo de primavera, por lo que no falta el alimento al aire libre, y salvo una inesperada sequía, todo anima a pensar en una campaña mejor que la anterior en cuanto a producción, en el entorno de 1.350.000 kilos, que en línea ascendente pone la vista en mejorar, antes que después, el ejercicio récord del 2010 con 1.466.000 kilos de queso.

Y en cuanto a calidad, Uztarroz y Molina adelantan que los resultados de los primeros exámenes llevados a cabo por el Comité de Cata, tarea que siempre se ha tomado muy en serio la Denominación, reflejan que los elaboradores no han bajado ni un milímetro su particular nivel de exigencia.

Por lo que a la demostración y puesta en escena del sector ante el gran público se refiere, con la exposición y concurso de carneros y ovejas, Ekain Murua, técnico de Euskadiko Latxa Elkartea (ELE), insistía en que el evento que tiene lugar en la 'Prazuela' persigue dos objetivos. Por un lado demostrar que, entrado ya el siglo XXI, el pastoreo no solo pervive sino que está totalmente comprometido con la mejora constante. Sector y esfuerzo que únicamente tiene sentido si el gran público, los consumidores, lo mantienen vivo comprando los productos que elabora. «Un hecho que además de un reconocimiento a esa labor, representa el mejor apoyo para seguir adelante», destacaba.

Por otro, y como segundo objetivo, reseñaba, en un día de fiesta para el sector, dejar por unas horas a un lado la rutina del invierno, reunirnos en torno a la mesa, «sin perder de vista que a la vuelta a casa toca ordeñar el rebaño».

«Aunque organizar la exposición-concurso de carneros y ovejas y seleccionar el ganado requiere un gran trabajo, no me cabe la menor duda de que hemos ofrecido una de las mejores muestras que al respecto se pueden ver en Euskadi. Nosotros estamos satisfechos», concluía.

José Ignacio Iturrioz, secretario de la Cofradía del Queso Idiazabal de Ordizia, coorganizadora de la jornada, y maestro de ceremonias del acto de bienvenida al queso nuevo y demás reconocimientos, insistía en que «hemos asistido a una jornada perfecta y logrado la mejor difusión para el empeño del sector y para su producto estrella: el queso».

Y si de reconocimientos se trata, el ordiziarra Joseba Insausti se llevaba el de la regularidad en la calidad de la pasada campaña. Todo ello en la antesala de una nueva ronda de los grandes campeonatos.