Una bancada con estrecheces

La bancada que ocupa la corporación está diseñada para dar cabida a trece ediles. / MARIN
La bancada que ocupa la corporación está diseñada para dar cabida a trece ediles. / MARIN

La nueva corporación que aumenta a 17 ediles tomará asiento hoy en el hemiciclo local con cabida para trece

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOORDIZIA.

Una de las anécdotas a las que ya de salida asiste la sesión constituyente del nuevo consistorio, que va a tener lugar a las 11.00 de esta mañana es que al no haberse aprobado el presupuesto municipal, no ha habido opción a adecuar y ampliar el hemiciclo del salón de plenos para dar respuesta a las nuevas exigencias por lo que hoy solo caben estrecheces.

Con la restauración de la democracia, las primeras elecciones municipales celebradas el 3 de abril de 1979 propiciaron a la vista del número de habitantes de la localidad (por encima de 10.000), una corporación con 17 ediles, que en las siguientes (1983) a la vista de la dinámica descendente de la población local se quedó en 13 corporativos. Corporaciones que desde ese año 1979 hasta 1992 celebraban las sesiones plenarias reunidas en torno a unas rústicas y pesadas mesas de madera.

En cualquier caso en 1992, siendo alcalde Juanbi Erauskin, llegó el momento de adecuarse a los nuevos tiempos y acomodar el salón de plenos a algo más parecido a un hemiciclo local, y sobre un altillo surgía una moderna bancada con 13 asientos, con su correspondiente mesa o mostrador individual, megafonía, etc. Bancada que como no ha habido opción a adecuar, hoy reclama arrejuntarse para dar cabida a los 17 ediles con que pasa a contar la corporación.

Lejos de aquellos días de zozobra, hoy sobre el papel es una ceremonia en absoluta normalidad y, en principio, resuelta en no más de 20 minutos.

Junto a la secretaria municipal, que explicará la mecánica y pasos a dar a la hora de constituir la corporación, presiden la ceremonia los concejales electos con mayor y menor número de calendarios, la mesa de edad, que pasará a llamar a los demás concejales, todavía sentados entre el público, para que pasen a ocupar un asiento en el estrado. Toma de posesión a la que seguirá el juramento o promesa del cargo.

Constituida la corporación, llega la elección de alcalde, por parte de los ediles, tradicionalmente en voto secreto, para lo que es necesario presentarse como candidato. Ante el empate a siete escaños entre EH Bildu y el PNV, la decisión de la asamblea local de Elkarrekin Podemos de apoyar a la coalición abertzale situará a Adur Ezenarro como nuevo alcalde de la localidad. Toca ver si Elkarrekin Podemos, que no se postula a la alcaldía, pasa a formar parte del equipo de gobierno o deja a EH Bildu al frente del Consistorio, de nuevo en minoría. Tras la elección de alcalde llega la opción de hacer uso de la palabra, facultad a la que, atendiendo a la costumbre, recurren el alcalde entrante y el saliente.