La 'Avenida' de San Bartolomé

Regina García, muy cerca de su casa en la recién reurbanizada calle./
Regina García, muy cerca de su casa en la recién reurbanizada calle.

Finalizada la reurbanización de San Bartolomé, la vecindad aguarda el inicio de las obras de la estación

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

El barrio de San Bartolomé es sin duda el más, claramente, delimitado del municipio. Un espacio perfectamente acotado por la vía del ferrocarril, el río Oria y la N-I. Barrio al que la ermita, técnicamente basílica, da nombre. Patrimonio histórico de la localidad que pronto va a tener mucho que decir.

Un barrio que a lo largo de la pasada centuria contó con cierta actividad industrial; Oxivol, la basculería Lasa, Zunzunegi maquinaria agrícola, las carpinterías San José y Munduate, el obrador del rosquillero; los Tellechea, la fábrica de tapas, etcétera. Listado del que no queda nada, cierre de empresas al que acompañó cierta degradación, como mínimo arquitectónica, sobre todo en el entorno de la basculería, con edificios abandonados y en semirruina, como Etxegorri, y otros, con los que acababa la piqueta en tiempos relativamente recientes. Todo ello sin olvidar el cauce o 'canal de Sarasola', acometida de agua a la central, en desuso, que desapareció a finales de la década de los 70.

Una dinámica a la baja y declinar en el que el único apunte, justo en sentido contrario, lo ponía el grupo Eroski en enero de 1986 con la apertura del hipermecado (el segundo de Euskadi) emplazamiento en el que ya ha superado sus tres décadas.

Un barrio que desde el punto de vista residencial reúne a muy pocos vecinos, la mayoría de edad avanzada.

Un contexto en el que a finales del pasado año, se ponían en marchas las obras en las que confluían la decisión del Departamento de Infraestructuras Viarias de la Diputación, decidida a reorganizar el tráfico en el barrio, con el propósito del Ayuntamiento de dar continuidad al empeño de recuperación y rehabilitación de esta zona.

Al objeto de poner en valor y hacer atractivo el parking, la idea no era otra que construir una carretera que, a modo de anillo, circunvale el hipermercado, lo que permitiría ensanchar las aceras que van desde la antigua fábrica de Muebles San José hasta Otegi Berri, tramo de carretera que pasaría a ser de sentido único de circulación (salida).

Desde el punto de vista de la movilidad peatonal, y de su seguridad, además de contar con aceras más anchas, la propuesta pretendía mejorar el camino para peatones, hasta la altura del que fuera campo de rugby Trevijano.

Si todas las obras acaban siendo pesadas, ésta no lo ha sido menos, todo ello sin perder de vista que las condiciones meteorológicas no han ayudado.

Mientras la piqueta hacía su labor, el Ayuntamiento optaba por consultar a la ciudadanía su opinión sobre si permitir el acceso rodado al casco urbano, desde el semáforo ubicado frente a Muebles San José, consulta en la que la mayoría que participó optó por el sí.

Aunque a juicio de los vecinos quedan algunos detalles pendientes, alguna acometida de luz, etcétera, el pasado 22 de junio quedaba oficialmente terminada la obra.

Regina García, a la que solo la casualidad ha querido que no le acompañara a la hora de nuestra visita Ramoni Barco, ambas vecinas de la calle San Bartolomé, se muestra encantada. «Ha quedado estupendamente. Ahora es la 'Avenida' de San Bartolomé. El pasado 24 de mayo hizo 62 años que recién casada con mi marido, Tomás Garmendia, vinimos a vivir aquí. Nunca había habido ninguna obra», apunta.

«Yo soy de la calle Urdaneta y siempre me tentó aquel barrio, pero mi marido decía que aquí vivíamos tranquilos. Lo que es la calle San Bartolomé, desde lo que fue Muebles San José hasta Otegi Berri, ha quedado fenomenal. No hay aceras y a ambos lados los peatones quedan protegidos por jardineras. Justo en el punto de encuentro con la entrada a Eroski, donde empieza la verja, hay una bajadita que para los mayores es un poco traicionera. Queda ver cómo queda la iluminación a las noches, lo demás, perfecto».

Cuando mucho, cuando nada, si de obras se trata en San Bartolomé quedan a la espera de que comience la anunciada reforma de la estación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos