Aritz Egea afronta esta mañana el desafío al Txindoki

Gran actuación del equipo infantil femenino en la Granollers Cup./
Gran actuación del equipo infantil femenino en la Granollers Cup.

ORDIZIA.

Todo preparado para que a las 10 de esta mañana, junto al bar Olano, Aritz Egea (Urretxu) afronte el reto que le proponía la peña realista Emaneurre de batir el récord de la prueba, Ordizia, Larraitz, Txindoki y vuelta que ostenta desde 1978 Iñaki Maiora en 86 minutos, 28 segundos. Prueba que la organización retransmitirá en directo a través de una pantalla gigante instalada en la meta y por internet. Aunque ayer, sobre las 16.30, amagó con caer una tormenta, no pasó de ahí.

Balonmano

Magnífica experiencia y excelente torneo el realizado por los distintos conjuntos ordiziarras que acudieron a la Granollers Cup, dos de los cuales llegaban a tomar parte en la fase final del torneo.

El equipo infantil femenino fue el que más cerca estuvo del éxito ya que luchó por conseguir entrar en las semifinales. El conjunto urdiña realizó una buena fase de grupos, que le sirvió para engranar la maquinaria y en la fase final ser la sorpresa de la categoría. En la previa venció por 1 gol de ventaja y casi dando por finalizado el torneo, en el encuentro de octavos de final se enfrentaba a un equipo que había sido primero de su grupo y todo hacía suponer que se trataría de su despedida. Pero nada más lejos de la realidad, tras ir todo el encuentro a remolque en el marcador, con 1 ó 2 goles de desventaja, en los últimos 5 minutos el equipo reaccionó y consiguió darle la vuelta al partido y entrar en cuartos de final. En este encuentro el equipo, a pesar de jugar bien, no pudo con su rival, que quedó tercero en el cuadro final, y perdió 16-12.

El júnior masculino cayó en los cuartos de final, después de realizar un excelente torneo en la fase de grupos, donde solo perdió un partido, contra el equipo que luego terminó subcampeón. A destacar la actuación del cadete femenino, conformado en su mayoría por jugadoras de edad infantil. El conjunto urdiña dejaba una grata impresión con su juego y hacía ser optimistas cara al futuro.

En categoría juvenil hay que señalar que su trabajo estuvo condicionado por la ausencia de la guardameta, lo que hizo que, aunque anduvo cerca de la victoria, ésta, finalmente, no fuera posible. El cadete masculino no consiguió ningún triunfo en la fase de grupos, pero protagonizó un buen trabajo y estuvo muy cerca, en varios partidos, de conseguir la victoria.

El infantil masculino daba a su vez muy buena sensación. Tras un inicio de torneo titubeante al final del mismo ofrecía muestras de su calidad. Otro tanto de lo mismo podríamos decir del conjunto femenino de primer año, que pagaba la inexperiencia pero ganaba en veteranía y aplomo, cara al próximo año.

Con todo, cinco inolvidables días para los 70 componentes de la expedición ordiziarra, que volvían con ganas de repetir el próximo año.