Dos nuevos lazkaotarras de 3,65 metros de altura

Los nuevos gigantes fueron muy bien acogidos por los más pequeños. /  ALARCIA
Los nuevos gigantes fueron muy bien acogidos por los más pequeños. / ALARCIA

Mari y Basajaun completan la familia de gigantes, ya son ocho, que amenizarán las próximas fiestas de San Prudencio

AINARA ALARCIA LAZKAO.

Serán dos de las estrellas de las próximas fiestas de San Prudencio. Dos nuevos vecinos que vienen a completar la familia de gigantes lazkaotarra que ameniza las fiestas con sus bailes -con ellos ya son ocho-. Se trata de Basajaun ('Señor del Bosque') y Mari, los nuevos gigantes que el Ayuntamiento presentó al público el fin de semana y que ya están preparados para su puesta de largo en los sanprudencios de este año.

Fabricados principalmente en resina de poliéster y fibra de vidrio, llevan diferentes complementos realizados a medida como las pelucas, los adornos, el hacha y el báculo. Los tejidos que se han utilizado fueron elegidos por el Ayuntamiento y, tal y como destacan los promotores de la iniciativa, son telas de tapicería de calidad. Los trajes han sido realizados por Fermin Teruel Echezarreta, mienbras que las pelucas fueron confeccionadas por Santi Goikoetxea.

El Ayuntamiento ha querido incluir dos figuras que tuvieran relación con el municipio y por ello a optado por Basajaun, protector de los rebaños de ovejas, y Mari, diosa y reina de la naturaleza que habita en las cumbres de las montañas vascas.

Ambos alcanzan los 3,65 metros de altura, aunque la figura de él es un poco más pesada que la de ella: 62,5 kg po 54,1 kg. Ya queda menos para verlos bailar por las calles de la localidad.