MARISA SÁNCHEZ (CANDIDATA DEL PSE-EE): «Las mayorías absolutas no benefician a nadie»

Aspira a recuperar la representación socialista en el ayuntamiento

AINARA ALARCIA LAZKAO.

Marisa Sánchez, que vive en Lazkao desde hace varios años, se presenta a las elecciones como cabeza de lista del PSE-EE con el propósito de mejorar la vida de sus vecinos.

-¿Qué le ha impulsado a presentarse a la alcaldía?

Su DNI
Edad
Nació el 12 de febrero de 1979 en Caravaca de la Cruz.
Trayectoria política
Fue concejala del PSOE en el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz (1999-2007).
Profesión
Encargada general del servicio de limpieza del Hospital Donostia.

-Mi compromiso y vocación política me llevó a los 20 años a formar parte de la candidatura socialista del municipio en el que nací, Caravaca de la Cruz. Ese mismo compromiso y vocación me llevan ahora a querer trabajar por Lazkao. Además, como firme luchadora y defensora de la igualdad, creo que es muy importante que una mujer sea candidata a la alcaldía.

-Si tuviera que destacar algún punto del programa con el que su partido se presenta...

-Están la promoción industrial o el fomento del alquiler, con especial incidencia en el alquiler para jóvenes, familias monoparentales y demás situaciones especiales. También destacaría la ampliación del polideportivo, el urbanismo sostenible y accesible y el remate de las diferentes zonas en las que quedan promociones sin ejecutar; y sería muy importante, además, fomentar políticas para alcanzar la igualdad real. Todo ello avanzando desde la convivencia entre los vecinos, cerrando heridas del pasado y desarrollando programas inclusivos.

-¿Qué sería lo primero en cumplir si le tocara gobernar?

-Todo es importante pero si tuviera que decantarme por un punto, sería la convivencia. Para que cualquier pueblo avance, es vital que estén cerradas todas las heridas del pasado, para caminar hacia una verdadera convivencia, en paz y sin resentimientos.

-¿Cómo valora la gestión del Ayuntamiento en estos cuatro años?

-Por un lado quiero señalar que las dos últimas legislaturas se han visto marcadas por mayorías absolutas que no han beneficiado a nadie. El ayuntamiento debe ser punto de encuentro de todos los vecinos y no ha sido así. El hecho de que el PSE no estuviera ha favorecido una política municipal dividida por confrontaciones que tienen más que ver con lo partidista, que con la mejora de la calidad de vida de los vecinos. Por otro lado, desde el ayuntamiento se ha prestado cada vez menos atención a la pluralidad de nuestro pueblo, dejando de lado todo lo que no tenía que ver con políticas de ideología nacionalista.

-¿Cree que esto cambiará tras el 26M?

-Aspiramos a romper la tendencia de mayorías absolutas y que el PSE-EE resulte imprescindible para la gestión de los próximos cuatro años. Nos gustaría un resultado que deje abierta la posibilidad de hacer política, con mayúsculas, integradora y basada en el pacto, no en la imposición.

-¿Qué aportaría Marisa Sánchez al nuevo ayuntamiento si tras las elecciones pasara a formar parte de él?

-Ilusión, experiencia y ganas de trabajar por el municipio. Lo haré desde la defensa de la pluralidad de nuestro pueblo, y con la predisposición de acordar y pactar en todas aquellas medidas que mejoren la vida de las y los lazkaotarras.