Una marcha ciclista recordará mañana a Rufino Murgia

Rufino Murgia./
Rufino Murgia.

Participarán algunos de los ciclistas que trabajaron con él como Gari Bravo, Markel Irizar o los hermanos Igor e Iker Flores

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOLAZKAO.

Han pasado seis años desde su fallecimiento en un trágico accidente, pero los lazkaotarras no olvidan a Rufino Murgia, y mañana quedará constancia de ello en la jornada de homenaje que se ha organizado para recordar al que fuera masajista de Euskaltel-Euskadi, entre otros.

Se ha preparado un programa sencillo, pero a buen seguro que será emotivo. Constará de una marcha ciclista por el Goierri, de unos 40-50 kilómetros, y de una comida.

De momento, han confirmado su asistencia ciclistas profesionales que coincidieron con Murgia en su trayectoria, como el lazkaotarra Gari Bravo, Markel Irizar, Igor e Iker Flores, Patxi Vila, Egoi Martinez, Unai Mendikute... Todos conocieron a Rufino y le recuerdan con cariño.

La salida de la marcha que se realizará a un ritmo tranquilo -«como una salida entre amigos», recalcan- se realizará a las 10.00 de la mañana. La inscripción se podrá realizar el mismo día, de 8.30 a 9.30, o bien con antelación en los bares Antsoategi y Zelata. La llegada está prevista para las 11.30-12.30 horas, mientras que la comida, en la plaza, comenzará hacia las 14.00 horas.

Durante esta comida post-ruta sortearán diferentes regalos entre todos los que han comprado el ticket.

Rufino Murgia falleció en junio de 2013 en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Burgos, donde ingresó como consecuencia de las graves heridas que sufrió cuando viajaba a los Campeonatos de España. Rufino conducía uno de los autobuses-taller del equipo cuando tuvo un accidente al colisionar por alcance con un camión en el kilómetro 157 de la autovía A231, en el término municipal de Villalbilla, cerca de Burgos.

Su trayectoria en el mundo del ciclismo estuvo muy ligada a la de Óscar Guerrero, director de Euskaltel en aquel momento, con el que concidió en Cajar Rural. Con él se fue al Kaiku, en el que estuvo dos años, luego al equipo Fuerteventura. Más tarde recalaría en el Cafés Baqué profesional y luego en el Illes Balears. En 2008 hizo la Vuelta a España con el Tinkoff ruso, con quien seguiría un año más antes de fichar por el Katuska, hasta que llegó a Euskaltel-Euskadi. Todo ello sin dejar de lado las selecciones de Euskadi. Asimismo, cubrió Juegos Olímpicos y Campeonatos del Mundo con la selección española de mountain-bike.