Dolorosa derrota del Preferente lazkaotarra ante el Idiazabal

El 4-0 condena prácticamente al primer equipo al descenso

AINARA ALARCIA LAZKAO.

El primer equipo lazkaotarra se enfrentó el fin de semana al Idiazabal en su campo. En una primera parte muy disputada los verdes no fueron menos que su rival aunque, una vez más, sufrieron una expulsión que condicionó totalmente el devenir del encuentro. En el minuto 42, los visitantes desperdiciaron una clarísima ocasión de gol y acto seguido un defensor lazkaotarra se vio forzado a cortar el avance en solitario de un delantero izaldarra; el árbitro no dudó y le mostró la tarjeta roja al jugador del Lazkao.

Al filo del descanso otro gol local dificultaba, aún más si cabe, la tarea de puntuar para los verdes. En la segunda parte los jugadores lazkaotarras no perdieron el sitio sobre la cancha pero fueron incapaces de inquietar la meta rival. Los otros tres goles locales llegaron en los minutos postreros, cuando el cansancio hizo mella en los verdes.

Otros resultados

La única alegría de este fin de semana la daba el juvenil de primera A, que lograba ganar claramente al segundo clasificado del grupo, el Pasaia, 2-0. Los lazkaotarras jugaron probablemente los mejores minutos de la temporada en una gran primera parte, ante un rival marrullero a más no poder, que se dedicó a no dejar jugar al rival a base de faltas. Los verdes no hicieron caso a las provocaciones y se dedicaron a jugar a fútbol.

En torno al minuto 20 contaron con un penalti a favor, pero el meta pasaitarra logró parar la pena máxima. A esta ocasión fallida le sucedieron constantes llegadas de los verdes que desarbolaron por completo a la zaga rival y así llegaron los dos goles lazkaotarras, minuto 33 y 36. En ambos, Oier asistió con precisión a Hamza para que este batiera por abajo al portero rival.

Los pasaitarras adelantaron las líneas en la segunda parte pero apenas crearon ocasiones de gol. Además, en el minuto 56, se quedaron con un jugador menos por la expulsión de uno de sus mejores efectivos. Los lazkaotarras no supieron aprovechar esta circunstancia favorable y, aunque los visitantes no tiraron prácticamente a puerta, se llegó a los últimos minutos con relativa incertidumbre en el marcador. Al final del partido los tres puntos se quedaron en casa, afortunadamente.

El juvenil B, el cadete de honor y el cadete de primera, por su parte, perdieron con contundencia sus respectivos choques. El juvenil B lo hizo ante el Billabona, 4-0. En cuanto al cadete de honor, aguantó 20 minutos con la puerta a cero, pero tres goles eibartarras en 10 minutos decantaron la balanza a favor de estos. Otros tres goles forasteros en la segunda mitad, al que los verdes opusieron el gol de la honrilla marcado por Jon Etxeberria, dejaron el marcador final en Lazkao 1- Eibar 6. El cadete de primera corrió la misma suerte ante los vecinos ordiziarras; el primer gol de estos llegó en el minuto 30, pero a partir de ese instante los goles de los locales fueron cayendo uno tras otro. Al final del partido, Ordizia 7- Lazkao 0.

Finalmente, el infantil de honor se vio superado por el Anaitasuna azkoitiarra, que se impuso 3-2 a los goierritarras a pesar de adelantarse los verdes en el marcador por dos veces, goles de Xabi De La Serna y Jairo. Y el infantil txiki empataba el partido que le enfrentaba al San Marcial irunes, 2-2.

Los locales marcaban en el minuto inicial del partido por medio de Lander y al filo del descanso por medio de Hegoi. A pesar de que el partido pintaba muy bien, los irundarras fueron capaces de acortar distancias en el minuto 49 y lograr el gol del empate en el minuto final del encuentro. Con este resultado adverso, el reto de conseguir el billete para el infantil de honor se complica sobremanera para el txiki lazkaotarra.