El Usurbe antzokia, casi a punto

La platea. El Usurbe antzokia, que ha pasado de uno a dos pasillos, en pleno proceso de recolocación de las butacas./FOTOS JUANTXO UNANUA
La platea. El Usurbe antzokia, que ha pasado de uno a dos pasillos, en pleno proceso de recolocación de las butacas. / FOTOS JUANTXO UNANUA

Al margen de mejoras ligadas a la visibilidad y seguridad se ha ganado en comodidad, con una mayor separación entre las filas de butacas Ayer se finalizaba la colocación de las butacas, que han sido retapizadas

JUANTXO UNANUABEASAIN.

Es una obra que tiene que estar finalizada para que el 25 de octubre se pueda reabrir con el concierto de Benito Lertxundi, programado a través del ciclo Igartza Musika. Se trata de los trabajos del Usurbe antzokia, que en diciembre cumplirá sus 25 años y está siendo sometido a una profunda puesta al día en materia de normativa de seguridad, además de en visibilidad y comodidad.

Fue a través de una visita guiada a la mencionada obra realizada ayer al mediodía cuando, partiendo del anfiteatro hasta llegar el mismo escenario, se vieron los profundos cambios realizados, que cambian considerablemente la foto tradicional de estos últimos 25 años.

Inauguración:
Se llevó a cabo el 23 de diciembre de 1994.
Adjudicación:
Se adjudicó a Iparragirre Eraikuntzak por 228.446,22 euros (más IVA) y tres meses de plazo.
Reforma:
Pone en valor las 363 butacas (8 para personas con discapacidad). En la platea se han habilitado dos pasillos. Se ha ganado espacio en las filas entre butacas. Se ha mejorado el acceso al escenario y todo el anfiteatro. Y se han adaptado la seguridad y salidas de emergencia a la normativa vigente. Se ha pasado al sistema 3D en las proyecciones.

Cambios y mejoras

El alcalde, Aitor Aldasoro, desde el mismo anfiteatro fue ofreciendo detalles de las reformas introducidas. Desde la apertura de una segunda salida de emergencia, en base a lo que señala la legislación vigente en materia de seguridad, hasta la ampliación del espacio entre filas de butacas, ganándose entre 5 y 6 centímetros. Además se han retapizado todas las butacas y colocado varias nuevas, sin olvidar la gran obra realizada en el anfiteatro. Al final logramos que «las 363 butacas tengan buena visibilidad».

Leire Artola, edil de Urbanismo, destacaba que la obra iba «sobre el cronograma trazado pero siempre aparecen imprevistos especialmente en las reformas de envergadura como esta que ahora culmina, que han llevado a que la reforma sume un mes de retraso en su finalización».

Edorta Martínez, de la empresa Goikus, que gestiona el teatro beasaindarra, destacaba que las mejoras también serán apreciadas por parte del espectador, ya que se proyectará bajo el sistema 3D, «mejora que hemos introducidos desde Goikus». Además se ha recolocado la pantalla. Martínez recordaba que son «363 las butacas con que cuenta el Usurbe, las mismas que antaño pero ahora todas con mejor visibilidad, especialmente desde algunas de ellas».

Ya desde el escenario era perfectamente visible el dibujo final de la platea con la casi totalidad de las butacas dispuestas, los dos pasillos, el nuevo acceso al escenario y la segunda y nueva puerta de salida de emergencia.

Julen Iparragirre, desde la empresa que ha materializado la reforma, calificaba «de obra singular con sus anexadas complicaciones», referido al cambio experimentado en el anfiteatro, eliminando los palcos y dándole forma semicircular . El acceso al escenario también se ha mejorado cambiado. Además se han tenido que recolocar las butacas».

Proyecciones desde el día 26

Desde Goikus adelantaban que el día 26, tras el concierto de Benito Lertxundi, darán inicio las proyecciones cinematográficas. Se conoce parte de la programación infantil, y respecto al cine comercial, los primeros días traerán de la mano dos estrenos, programación que darán a conocer la próxima semana.