Sonia Reyes Unanua (Corredora de carreras de montaña): «En una carrera el calor te funde y el barro y la lluvia agotan, pero lo peor es la humedad»

Sonia Reyes, en una de sus carreras de montaña.
/MIREIA ESTÍVARIZ
Sonia Reyes, en una de sus carreras de montaña. / MIREIA ESTÍVARIZ

Además de en el maratón beasaindarra, en agosto irá a los Alpes Suizos a correr el 'Matterhorn Ultraks Trail', carrera de monte de 48 kilómetros

JUANTXO UNANUA BEASAIN.

Hace cinco años se estrenaba en las carreras de montaña. Es conocedora y sufridora del esfuerzo que supone participar en este tipo de pruebas que se organizan aquí y también en las del extranjero. La beasaindarra Sonia Reyes, tras disputar varias ediciones de la G2H, este año repetirá en el maratón Marimurumendi.

-¿Cuándo se inició en el mundo de las carreras de montaña? ¿De las carreras de Beasain, con cuál de ellas se estrenó?

-Lo hice hace cinco años, después de haber hecho ese año dos maratones de asfalto (Reikiavik y Donosti). Tenía ganas de probar algo diferente y un día que había nevado me animaron a subir a Murumendi y ahí me enganché. Desde entonces disfruto muchísimo en el monte y en muchas ocasiones corro acompañada de José Ignacio Agirre, 'Flecha'. He participado en tres ediciones de la G2H, dos acabadas y en una, la del 2016 me tuve que retirar. También te digo que en mi caso supe retirarme a tiempo y sé que es duro cuando llevas tantos meses de preparación pero a veces una retirada a tiempo es una victoria.

-Este año vuelve a disputar el Maratón Marimurumendi...

-En un principio estuve tentada de participar en la ultratrail de 168 kilómetros, pero cuando realmente ves el sacrificio y dedicación que suponen una G2H (en mi caso durante varios años casi seguidos) colocas todo en una balanza y ufff... Repetir también por cuarta vez la misma carrera tampoco me motivaba. En cambio, repetir el maratón Marimurumendi sí que me atraía más, tanto por cambiar como por los entrenamientos, ya que para un maratón son mas cortos.

-Corriendo de noche se experimentan otras sensaciones...

-La verdad es que correr en el monte de noche es algo que es muy difícil expresarlo, eso sí que hay que vivirlo, sobre todo en el caso de la G2h cuando estas subiendo hasta el collado Txindoki y al mirar hacia atrás ves la larguísima culebra de frontales. Esa imagen es espectacular, aunque cuando entras en Aralar la concentración que se necesita para no caerte, hacerte a la luz de la frontal y en muchos momentos luchar contra tu cabeza, es máxima... pero cuando ves amanecer se te olvidan todos esos momentos.

-La meteorología es vital, si llueve porque llueve, y el calor...

-El calor te funde, el barro y la lluvia te agotan, pero para mí lo peor es la humedad, ya que se pierde mucho líquido que es muy difícil reponer y también es el causante de la mayoría de los problemas de estómago. Cuando éste no te deja ni beber ni comer se sufre muchísimo, el cuerpo no tiene reservas y te quedas sin fuerzas.

-¿Cómo viene preparando esta carrera y otras en las que participa? ¿Y la alimentación ?

-Entreno cinco días a la semana, trabajo en el gimnasio, corro en asfalto, un poco de monte y el fin de semana el entrenamiento largo en monte. Estos tres últimos años tengo la ayuda de un preparador físico, Juanma Rivela, de Sasoian. Creo que es importante, sobre todo para que los entrenamientos vayan acorde a tu prueba de esfuerzo. La alimentación en cambio va por mi cuenta y la verdad que procuro cuidarme, también me gusta el alterne de los viernes, del fin de semana. Hay que disfrutar de todo y para mí esto también es fundamental.

-¿Cómo va su año deportivo?

-Este año no tenía intención de correr muchas carreras, sobre todo porque lo paso muy mal y me pongo muy nerviosa... Pero ya en abril participé en la Nafarroa Extrem y, en junio, en la T2T y en el Maratón de monte por equipos de Ordizia. El día 15, la Marimurumendi y en agosto para acabar la temporada de monte voy a Zermatt (Alpes Suizos) al 'Matterhorn Ultraks Trail', carrera de monte de 48 kilómetros subiendo hasta los 3.000 metros. Iré con Mireia Estívariz (cubrirá la de 16 kilómetros), Asier Zubeldia y José Ignacio Agirre 'Flecha', y luego volveré al asfalto para descansar también del monte.

-¿Y el objetivo para la Marimurumendi?

-Finalizar bien la prueba, sobre todo para tomarme el marianito con el aita que es su cumpleaños el mismo día del maratón y si se puede bajar el tiempo de hace tres años. ¡Ah!, y sobre todo disfrutar.

 

Fotos

Vídeos