La platea tendrá dos pasillos y la visibilidad desde el anfiteatro se verá mejorada

La reforma que se va a poner en marcha en el interior del Usurbe Antzokia reorganizará todo el patio de butacas o platea, ganando en espacio y en una mejor visibilidad. El actual pasillo central será sustituido por dos pasillos intermedios entre butacas. Además, se adecuará el acceso al escenario y a la salida de emergencia hacia el callejón anexo. Aprovechando todo esto se ampliará la distancia entre filas de butacas. Todo ello teniendo siempre presentes los criterios de seguridad, accesibilidad y visibilidad, añadiendo un criterio de confort para el espectador.

Por otro lado, el piso superior se reformará de manera que se redistribuirán las localidades, desaparecerán los balcones actuales y la barandilla de protección, se redondea todo el anfiteatro, dotando de mayor seguridad, sobre todo, confort y visibilidad adecuada. Se posibilitará también el acceso de esta planta a la salida de emergencia existente hacia el callejón.