Las pedestres y el ciclocross cerraron 2018

Las dos sansilvestres. La solidaria, para los más txikis, contó con gran participación. A la de la Beti Bizi también se sumaron jóvenes jugadores vagoneros./FOTOS JUANTXO UNANUA
Las dos sansilvestres. La solidaria, para los más txikis, contó con gran participación. A la de la Beti Bizi también se sumaron jóvenes jugadores vagoneros. / FOTOS JUANTXO UNANUA

El campeonato de Euskadi de Ciclocross Élite y Sub 23 fue ganado por Javier Ruiz de Larrínaga y Olatz Odriozola En una rápida carrera el africano El Aziz se impuso en la XLV San Silvestre y Koldo Agirre como local

JUANTXO UNANUABEASAIN.

La XLV edición de la Prueba San Silvestre estuvo presidida por la calidad y popularidad a partes iguales. En una heladora última mañana de año, se alineaban en el punto de salida un buen grupo de atletas africanos rodeados de deportistas locales y otros corredores llegados de diferentes municipios de la comarca y la provincia, con el objetivo de tomar parte en una de las más importantes carreras que cada 31 de diciembre se ponen en marcha en el estado español.

Los inscritos a esta cuadragesimoquinta edición de la popular pedestre fueron más de tres centenares de deportistas (330).

Clasificación

General masculina. 1º. El Aziz con un tiempo de 26
42. 2º. Josphat Kiprono (26:52). 3º. Denis Rutaf (27:10).
General femenina. 1º. Elena Loyo (31
28). 2ª. Majida Maayoud (31:34) y 3ª. Cristine Mutua (32:34).
Local masculina. 1º. Koldo Agirre (32.08). 2º. Julen González (32
44). 3º. Manu Hurtado (33:39).
Local femenina. 1ª. Maddalen Cano (39
20). 2ª Amaia Irastorza y 3ªMonica Gómez (44:17).

En un recorrido de 9.330 metros, atestado de aficionados y público que acoge la vuelta pequeña y las dos grandes al circuito trazado año tras año y que incluye la subida y bajada por la plaza Erauskin, dejó patente el poderío de los atletas del continente africano. «Parece que vuelan» era una de las frases que más se escuchaba mientras discurría la carrera.

Al final, el ganador fue el marroquí El Aziz y tras él entraron los keniatas Josphat Kiprono y Denis Rutaf (27:10).

Esta carrera, que organiza la sociedad Beti Bizi, suele sortear dos dorsales que permiten participar el próximo mes de julio en la G2H, cuyos agraciados fueron: Asier Arozena y José Mari Martín mientras que los del Maratón Mari Murumendi les tocó en suerte a Alberto Conde y Genma Hernández (de Urretxu).

La de los txikis, solidaria

Esa misma última jornada del año, a modo de aperitivo se disputó la San Silvestre txiki y solidaria, organizada por Batzoki Kultur Elkartea, a beneficio de la oenegé Herriak Elkar Lanean con muchos peques en la línea de salida y celebrada en el mejor de los ambientes. Hubieron de cubrir un circuito que fue sumando metros en base a las edades de inscripción.

Ciclocross ambientado

Una jornada antes, los alrededores de Loinaz-Telleri acogieron el Campeonato de Euskadi de Ciclo-cross, organizado por la sociedad ciclista Loinaz, cita que desde las 10 de la mañana fue acogiendo las pruebas en sus diferentes categorías.

A partir de las 12.45 horas, bajó el telón de la dura cita con la bici, la prueba para élite y sub 23, pruebas que se desarrollaron en un circuito que en esta edición se encontraba en buenas condiciones y que fueron ganadas por Javier Ruiz de Larrínaga (59:51) seguido de Xabier Murias (1:00:07.) y de Gorka Izagirre (1:00:16); y en féminas, Olatz Odriozola (37:36).

En máster 50-60 se impuso Aitor Zabaleta. En máster-40, Juan José Romero. En máster-30, Jon Urteaga. En cadetes, Diego Ruiz de Arkaute y Marían García de Motiloa. En júnior. Mikel Orbea y Amaia Lartitegi.