Matrimonios de oro y diamante

En la Parroquia. Los matrimonios que celebraban las bodas de oro y diamante. /  JUANTXO UNANUA
En la Parroquia. Los matrimonios que celebraban las bodas de oro y diamante. / JUANTXO UNANUA

La Parroquia reunió a 11 parejas que este año hacen sus 50 y 60 años de casados | Tras el oficio religioso, los homenajeados se reunieron en torno a mesa y mantel, en la ganbara de Seroretxea

JUANTXO UNANUA BEASAIN.

No todos las personas tiene la oportunidad y la suerte de celebrar su medio siglo de vida, o incluso sus sesenta años, junto a aquella o aquel que, desde hace más de cinco o seis décadas, ha sido su media naranja.

Un año más, llegado el mes de noviembre, desde la Parroquia de la Asunción se citaba a aquellos matrimonios que este año 2018 celebran sus bodas de oro o diamante, es decir, los cincuenta o sesenta años de casados.

Así fue, el sábado un grupo de once matrimonios (inicialmente eran 13 pero dos parejas no pudieron acudir) que en 2018 celebran su 50º y 60º aniversario de boda participaron en un emotivo acto de homenaje, en un encuentro plagado de recuerdos que se celebró primero durante la misa y después en un exquisito lunch que catequistas y personal del Consejo Pastoral les ofrecieron en la ganbara de Seroretxea.

Felicidad, amor que sigue muy vivo tras 50 y 60 de vida en común, era lo que irradiaban Eugenio Díaz y Mª Carmen Salgado, Aniceto Lasa y Coro Aizpurua, Luis Aguirre y Eugenia Yurrita, Ramón Leceta y Miriari Arrieta, José Ramón Goñi y Olga López de Armentia, Fernando Presa y Basi Cuadrado, Julio Higuero y Eladi Padilla, Patxi Lasa e Iñasi Unanue, Joxe Arrieta y Joakina Aguirre, Jon Irizar y Mª Carmen Apaolaza y Juanjo Lasa y Enkarni Arrieta. La cita a la mesa, celebrada en Seroretxea, fue un poco una puesta en común de sus experiencias y recuerdos, del día de la boda y del viaje de novios. Echaron la mirada atrás y el tiempo transcurrido les perece corto, hace 50 y 60 años tenían toda una vida por delante.

Los recuerdos

Así lo revivían Basi y Fernando, tras sus sesenta años de vida matrimonial. «Nos casamos en la parroquia, la comida la celebramos en el Arrieta de Olaberria y de viaje de novios fuimos a Valladolid, a las ferias. Viajamos en tren, en el expreso de la noche. Y de Valladolid a Madrid, me parecía inmenso» recuerda Basi quien no olvida «las gambas de la madrileña tasca 'El abuelo'».

Enkarni y Juanjo se casaron en la parroquia de Segura, «entones casi era una obligación contraer matrimonio en el pueblo de la mujer, y la comida en Olaberria. De viaje fuimos a Madrid y Sevilla, a donde hace unos días volvimos para celebrar los 50 años pero ahora con toda la familia».

Patxi (el organista del Goierri) e Iñaxi contrajeron matrimonio en la Basílica de Loiola. «Nos casó Manuel Odriozola, hubo seis curas en nuestra boda algunos eran parientes y el banquete fue en el Etxaniz».

 

Fotos

Vídeos