Mañana, derbi Ordizia-SD Beasain, en Altamira

El Beasain ocupa el undécimo puesto y su rival está mucho más necesitado de los tres puntos en juego

J. U. BEASAIN.

Llega el partido de vuelta del derbi de tercera división entre el Ordizia y la SD Beasain, el conocido antaño como el 'Oxford-Cambridge del Goierri'. El partido se disputará mañana Jueves Santo, a las 12.00 horas en el campo municipal ordiziarra de Altamira. Una cita que a buen seguro llevará hasta el municipal de la vecina villa a los aficionados que todavía no se han sumado a la operación salida minivacacional de Semana Santa.

Cabe recordar que en el partido de ida, disputado en Loinaz el pasado 3 de diciembre, el resultado quedó en tablas (0-0).

Empate contra el Santutxu

La SD Beasain y el Ordizia enfilan la recta final de la temporada. Llega la vigésima jornada, en la que los de José Luis Ribera siguen colocados en la medianía de la tabla tras otro partido empatado (2-2), contra el Santutxu, y van 19. El último partido de los vagoneros tuvo varios infortunios. Peor no pudo ser, con dos a cero en un partido dominado claramente y con muchas ocasiones claras de gol a favor del Beasain, llegó la expulsión de Iriarte por doble amarilla por mano. A partir de ahí, con el partido controlado, penalti absurdo y muy riguroso en contra del Beasain y gol. Llega el penalti a favor de la SD Beasain lanzado por Pablo y detenido por el portero del Santuxu. Para colmo de males el segundo gol en contra en el 94. Este empate le mantiene en el puesto undéciomo de la tabla. El Ordizia, en posición mucho más delicada jugándose el descenso, está necesitado de los 3 puntos en juego.

Allá por diciembre de 2018, cuando se jugó el partido de ida, había transcurrido una década para volver a jugarse un partido similar, con ambos equipos militando en Tercera, tras el ascenso logrado por el Ordizia al final de la temporada 2007-08. Rebobinando aún más, retrocederíamos hasta el año 1963 para ver a ambos en la categoría.

El de Liga Nacional, salvado

El juvenil de Liga Nacional finalmente salvaba la categoría, tras ganar al Arrupe (3-0) en un partido de vital importancia para los intereses vagoneros. Los de Xabier Corté lograron el objetivo.