Las jaimas de los disfraces, eje de varias reuniones

La reunión. La primera se celebró en el Ayuntamiento, la próxima será el día 14./JUANTXO
La reunión. La primera se celebró en el Ayuntamiento, la próxima será el día 14. / JUANTXO

En la primera cita se adquirieron varios compromisos para conseguir un «buen funcionamiento de la zona festiva»

J. U.BEASAIN.

Al margen de los ensayos de la tamborrada de la fiesta mayor beasaindarra, del aurresku o del concurso de la portada del programa festivo, se vienen atando otros temas ligados a los Loinaces.

Hay un tema que de año en año trae mucha cola. Se trata de las jaimas que se colocan el día de disfraces (sábado de repetición) en la calle Zaldizurreta, de forma paralela a curso del río Oria.

Días pasados se celebró la primera de las reuniones entre el Ayuntamiento de Beasain y los grupos de jóvenes que tienen in mente ocuar un espacio con su jaima y todos lo que ello conlleva.

En la primera de las convocatorias, celebrada en el salón de plenos, se dieron cita representantes de nueve grupos o cuadrillas. Con todos ellos, superaban la veitena los jóvenes que tomaron asiento en el salón de reuniones.

Objetivos comunes

Por parte del Ayuntamiento estuvieron presentes el alcalde, Aitor Aldasoro, y la edil de Deportes, Elena Ruiza.

Entre todos analizaron los objetivos de poder llegar a acuerdos y compromisos para conseguir «un buen funcionamiento en la zona festiva» que suele ser ocupada en su mayoría por las jaimas.

Los acuerdos, compromisos y medidas a cumplir fueron adoptadas con el visto bueno de ambas partes. Fueron temas ligados al horario, a las inscripciones, el sorteo de ubicación, limpieza del río y el volumen de música, este aspecto traslada la idea acordada y puesta en práctica en 2018. De cara a este año se adquirió el compromiso, en forma de fianza, que aportarán los usuarios de las jaimas.

Además, se acordó el horario de montaje de las jaimas el mismo sábado 8 de junio, jornada de disfraces, y el horario de la interrupción de la música que irá aparejado con el del suministro eléctrico del que se nutren las propias jaimas.