Iosu Saiz Aldasoro (Corredor de carreras de montaña): «Correr de noche, bajo la luz de la luna, produce sensaciones especiales, merece la pena vivirlas»

El beasaindarra Iosu Saiz en plena carrera de montaña.
/
El beasaindarra Iosu Saiz en plena carrera de montaña.

Tras cuatro ediciones participando en la G2H, este será el segundo año que esté en línea de salida de la ultratrail

JUANTXO UNANUA BEASAIN.

El beasaindarra Iosu Saiz Aldasoro, desde hace 7 años, viene siendo uno de los habituales en las carreras de montaña. Entre otras ha participado en la 'Transvulcania' de la isla de La Palma. Es uno de los habituales en la trilogía de carreras que el segundo fin de semana de julio se celebran en Beasain. Cuatro ediciones siendo partícipe de la G2H y va a por la segunda en la ultratrail Ehunmilak, prueba de 168 kilómetros.

-Lleva tiempo participando en diferentes carreras de montaña. Aquí se estrenó en la G2H. ¿Qué sensaciones se viven corriendo de noche?

-Empecé a correr este tipo de carreras hace unos siete años y llevo cuatro ediciones de la G2H. Correr de noche ofrece momentos preciosos y otros que no son tanto. Llega a ser más estresante, con momentos de mayor tensión, no ves bien, tienes que tener cuidado al pisar... Por otro lado, se viven momentos maravillosos que no se dan de día, ese correr bajo la luz de una luna llena o semillena, es algo impresionante, son momentos inenarrables hay que vivirlos y sentirlos. En mi caso, por otro lado, corro más rápido, no llegas a controlar tanto como cuando corres con la luz del día.

-El año pasado dio el salto a la Ultratrail ¿Por qué?

-Sí, esta que viene será la segunda edición para mí. El año pasado, por una serie de problemas estomacales, no pude culminar la prueba. Me apetecía cambiar, es otro nuevo reto para mí y además quiero sacarme esa espina y este año hacerla entera, acabarla bien.

-¿Cómo prepara la carrera?

-En septiembre empecé a preparar la prueba de este año, corriendo. Llegados a enero intensifiqué los entrenamientos y, desde marzo-abril, combino los entrenamientos con algunas carreras como la Enkarterri o Nafarroa extrem, entre otras.

-Hay que señalar que estas carreras, a la larga, pasan factura al cuerpo. ¿Usted qué opina?

-Soy corredor de carreras de montaña y, siendo de Beasain, ¡cómo no correr al menos una edición de la ultratrail!, pero estoy de acuerdo, sí, a la larga este tipo de carreras pasan su factura al cuerpo. De hecho, de cara a 2019 cambiaré de prueba y correré la maratón Marimurumendi.

-La alimentación en la fase de entrenamientos será fundamental...

-Por supuesto, y en mi caso más, que sufro de una serie de problemas estomacales que me obligan a ser muy estricto con las comidas y sus horarios, debo mantener siempre los mismos. Hago dos comidas al día con diferencia de 12 horas entre cada una de ellas. Como de manera diferente que hace unos años, consumo más grasa de la 'buena', aguacates, frutos secos, aceite de coco, chocolate, carne que no sea roja, muchos huevos... además de suplementos de magnesio y potasio, entre otros.

-¿Qué objetivos se ha planteado para 2018?

-De entrada, lo primero, finalizar la ultratrail y después cubrir la pruena de las 'Hiru Haundiak (Anboto-Gorbea-Aizkorri).