Los ceramistas de Buztingintza, el eje

Los artistas . Los ceramistas de Buztingintza posando con la serie de figuras orientales que han realizado./FOTOS: JUANTXO UNANUA
Los artistas . Los ceramistas de Buztingintza posando con la serie de figuras orientales que han realizado. / FOTOS: JUANTXO UNANUA

La sala del exposiciones del Usurbe antzokia acoge hasta el día 12 una muestra dominada por la creatividad, este año con sello oriental

JUANTXO UNANUABEASAIN.

Suele ser una muestra muy esperada y de las más visitadas. Fue inaugurada el jueves y ha tomado la sala de exposiciones del Usurbe antzokia. Sus protagonistas son una treinta y siete artistas y sus manos, que saben trabajar y modelar la arcilla. Son los ceramistas del ente local Buztingintza, con sede en el edificio Urbieta, quienes protagonizan la muestra de fin de curso.

Exposición que vuelve a sorprender por el extraordinario resultado final de la misma. Creatividad, calidad, variedad, trabajo en equipo o colorido, son palabras que de alguna manera encajan en las figuras y otros variados elementos. Todo surgido de la inspiración, del dominio y saber hacer en el trabajo con arcilla, de dedos que saben modelar llegando a rozar el perfeccionismo. Un resultado final fruto de la pasión por el mundillo ceramista.

Los artistas. Son 37 los artistas de Buztingintza que trabajan con las profesoras Ione Urain y Maite Salutregi. Los artistas son
Arantxa Alustiza, Antonio Aranburu, Mª Carmen Artola, Mª José Bravo, Egle Escamilla, Martin Etxeberria, Isabel Fernández de la Bastida, Carmen García, Cuchita González, José Luis González, Eneko Goñi, Mª Carmen Gorostizu, Malen Gutiérrez, Agurtzane Hidalgo, Bittori Intxausti, Ander Kerejeta, Elizabet Korta, Edurne Larrea, Eli Lasa, Mari Carmen López, Marian Lorenzo, Ana Mari Marín, Mila Mendía, Lidia Muñoz, Juan Manuel Negredo, Flori Orsay, Arantxa Paredes, Ramón Paredes, Mª Carmen Perlines, Ainara Quiros, Emilio Salamanca, Carolina Sánchez, Luis Sasiain, Jules Soroa, Yolanda Soto, Aimar Valverde y Susana Vivó.

Son ellos, los propios artistas, los que comentan que una vez que entran en el taller ,ubicado en Urbieta, «la noción del tiempo se pierde, de van las horas sin darnos cuenta». Sus manos, dedos, les llevan a ser muy creativos fase en la queque si no hay inspiración es difícil que llegue a buen términa.

Sello oriental

Son unos grandes artistas entregados al modelado de la arcilla, a las siguientes fases de esmaltado, o la del horno para que llegue al punto de cocción exacto, etcétera.

En esta ocasión, la exposición llega con sello oriental, reflejado en la serie de figuras y otros elementos de esa cultura trabajadas en la sede de Buztingintza y que ahora toman la sala municipal de la plaza Bideluze. En el resultado de la exposición la autoexigencia y el perfeccionismo están presentes.

Los ceramistas de Buztingintza remarcan el «ambiente extrordianario» que se vive en el seno del taller». En definitiva, un bello resultado final fruto de la pasión por el mundillo ceramista que permanecerá en la sala municipal de la plaza Bideluze hasta el domingo 12 de mayo. La sala abre todos los días de 19.00 a 21.00 horas.