Camisetas del SD Beasain con destino a África

Los jóvenes del 'Foyer Akwaba', en el barrio chabolista de Abobo, luciendo las camisetas de la S.D. Beasain./
Los jóvenes del 'Foyer Akwaba', en el barrio chabolista de Abobo, luciendo las camisetas de la S.D. Beasain.

Las llevaron Xabier Matarranz, Jesús Mari Arrieta y Periko Alkain, que están en África trabajando con la ONG Lasaliana Proyde-Proega

JUANTXO UNANUA BEASAIN.

Julio se está convirtiendo en un mes más que solidario, en este caso gracias al beasaindarra y edil del departamento de Cultura, Xabier Matarranz, que es, además, profesor en el colegio La Salle de Beasain. También gracias al hermano de La Salle, que está en el colegio beasaindarra, Jesús Mari Arrieta, a quienes se suma Periko Alkain, quien hace años también dio clases en el colegio de la calle Andre Mari.

Estos tres se han trasladado al continente africano, concretamente, a Abiyán (Costa de Marfil), al denominado 'Foyer Akwaba', donde la ONG de La Salle, Proyde-Proega (Promoción y Desarrollo-Promozioa eta Garapena), viene trabajando y desarrollando sus proyectos. En este caso, con los conocidos y denominados como 'niños de la calle'.

Al margen del cargamento personal, llevaban otro muy importante, que «fue muy agradecido e hizo gran ilusión a los pequeños y jóvenes de ese albergue». Al margen de los cuadernos, bolígrafos, lapiceros, pinturas, y un largo etcétera, iban cargados con camisetas de la Sociedad Deportiva Beasain, que fueron repartidas entre todos ellos y que, orgullosos, lucen en la foto que acompaña este artículo.

El viaje era largo, más de 6.000 kilómetros separan Beasain del municipio de Abiyán, donde está ese albergue. Ciudad que cuenta con unos 8.000.000 de habitantes, «aunque nadie sabe exactamente cuál es la población, ya que en África los menores no están censados. Concretamente, en la barriada Abobo, donde está el hogar-albergue, formado en buena parte por chabolas, se suman 2.000.000 de habitantes y cada minuto nacen unos 13 niños», señalaban Xabier y Jesús Mari.

Refugio seguro

En 'Le Foyer -Akwaba' palabras que significan 'hogar' y 'bienvenido', la ONG de La Salle trabaja con los denominados niños de la calle. «Se les recoge por la noche, ya que duermen en la calle, por su cuenta y, a menudo, trabajan para mafias locales, robando y pidiendo dinero», a menudo obligados y sufriendo abusos. Le Foyer-Akwaba «es de los pocos lugares de refugio que tienen».

Aquí se encargan de recogerlos de la calle, curarlos; además, intentan acostumbrarlos a una disciplina junto con educadores y otros menores, reciben formación en clase, hacen tres comidas diarias y duermen en una ambiente seguro. El objetivo es que, en un tiempo no superior a cuatro años, puedan volver a vivir con sus familias.

«En la medida de nuestras capacidades, el objetivo y trabajo que tenemos a lo largo de este mes que permaneceremos en África será suplir a los tres hermanos de La Salle, Quique, Régis, de Burkina faso, y David, de Salamanca, que están al cargo del albergue. Nuestro principal trabajo será de apoyo; nuestro cometido será, por ejemplo, estar con los chavales, impartirles clases, trabajo social con ellos, intercalando juegos, eso sí, e intentar divertirnos con ellos», concluían.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos