'Bien Cultural con categoría de Monumento' desde mayo de 2003

La clausurada empresa Manufacturas Olaran S.A. de Beasain hace ahora algo más de 10 años hunde sus raíces en la curtiduría fundada por Fernando Olaran en Antzuola en 1881. En los años treinta del siglo XX se trasladó a a Beasain y, para su nueva ubicación, eligió las instalaciones de la antigua fábrica de muebles de madera, junco y mimbre de los Arana Gaiztarro.

El arquitecto Florencio Mocoroa firmó en 1939 el proyecto arquitectónico, cuyo objetivo principal era «animar la fachada con líneas más modernas» ( entonces imperaba el estilo racionalista). Destaca su gran torre de sección cuadrangular como elemento emblemático, con sus vanos verticales, estableciendo un interesante juego de modernidad «siendo una de las actuaciones más singulares de la arquitectura racionalista de Gipuzkoa», dice su historia.

El 20 de mayo de 2003, por una Orden del Gobierno Vasco, la fábrica Manufacturas Olaran fue inscrita como 'Bien Cultural, con la categoría de Monumento', en el Inventario General del Patrimonio Cultural Vasco. Incluye la chimenea de caravista, protección que impide el derribo de ésta y del edificio.