Beasain despide al primer alcalde de la democracia

Juan Lasa. /
Juan Lasa.

Juan Lasa, primer edil beasaindarra entre 1979 y 1983, falleció el domingo a los 79 años

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOBEASAIN.

Juan Lasa, primer alcalde de la democracia (1979-1983) en Beasain y consejero de Interior en el Gobierno de Ardanza (1988-1991), falleció el domingo a los 79 años. Fueron muchos los que ayer se acercaron a la parroquia de Nuestra Señora de la Ascensión para darle el último adiós, entre ellos, el lehendakari Iñigo Urkullu, al que acompañaron la consejera de Salud, Nekane Murga, y la de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia. Implicado de lleno en la vida social beasaindarra desde antes de llegar al cargo (en el movimiento de las ikastolas, La Salle, la SD Beasain...), su legado será recordado durante mucho tiempo.

Llegó a la alcaldía en una época cuando menos convulsa. Fue Cesáreo Ugarte, entonces presidente del PNV local, el que le pidió ser el aspirante jeltzale al Ayuntamiento. Su lista logró 10 concejales y cerca de 3.000 votos, en una corporación que también contó con tres ediles de Herri Batasuna, 2 de Euskadiko Ezkerra y otros 2 del PSOE. Como el resto de sus compañeros, tuvo que compaginar la labor pública con su profesión y su vida personal.

Él mismo recordaba en una charla que ofreció junto al resto de alcaldes beasaindarras en Igartza, en noviembre de 2015, en un acto organizado por Lemniskata, que tuvo que «compatibilizar» el cargo de alcalde con el de diputado foral y el de su trabajo profesional en la empresa, «de ahí que nuestras mujeres, digo yo que se merecían un monumento porque estuvieron al pie del cañón». En aquella charla Lasa subrayó la palabra solidaridad y es que, como dejó patente, «Beasain ha sido solidario hasta el extremo al aceptar y asumir hacer en sus terrenos el embalse de Arriaran y el vertedero de Sasieta».

Tras su paso por la alcaldía, Lasa fue designado consejero de Interior del Gobierno Vasco entre julio de 1988 y febrero de 1991. Fue elegido para el cargo por el lehendakari José Antonio Ardanza en sustitución de Luis María Retolaza, en un momento en el que este último era muy cuestionado por irregularidades en la selección de ertzainas. Así, entró a formar parte del Ejecutivo ya comenzada la legislatura (1987-1991), en el contexto de una remodelación en la que Alfonso Basagoiti fue nombrado consejero de Hacienda, sustituyendo a Fernando Spagnolo. Se trataba de un gabinete de coalición con el PSE, en el que Ramón Jáuregui era vicelehendakari. En el momento de su nombramiento como consejero, a los 47 años, era apoderado por Gipuzkoa de la Asamblea Nacional del PNV, órgano que presidía desde enero de 1988.