Una técnica innovadora hace 25 años

Obra espectacular. La presa de Arriaran en plenas obras con el gran muro ya levantado, en 1993, pero sin agua. /
Obra espectacular. La presa de Arriaran en plenas obras con el gran muro ya levantado, en 1993, pero sin agua.

Para levantar el muro y la ejecución de las esculturas se llegaron a utilizar 135.000 m3 de hormigón

JUANTXO UNANUA

Hace ahora 25 años, asomaba el levante de un elemento que pasados dos años (1993) era todo un gigante de 57 metros de altura, que cambió al foto de ese valle. Nos referimos a la pantalla, pared, o gran muro del embalse de Arriaran, infraestructura que fue proyectada por el Ingeniero de Obras Hidraúlicas José María Elosegui.

Justo en los meses veraniegos de 1991, tal como muestra una de las fotografías que acompañan al texto -que es de finales del mes de julio de 1991-, se iba cimentando su base para soportar no solo el gran paredón y las dos esculturas anexas de Basterretxea sino los 2.300.000 m3 de agua que puede llegar.

No hay que olvidar que el proyecto del embalse de Arriaran tuvo otro que fue precedente, no cuajó y no se ejecutó, es la que fue conocida como presa del Estanda

Si el levante del gran muro dio mucho que hablar, hace ahora 25 años, no fue menos la técnica empleada para la ejecución del mismo, que a la postre fue inédita en Gipuzkoa, en el Estado y en parte de Europa.

Día y noche

La técnica empleada en su levante se conocía como de 'hormigón compacto o compactado'.

Permitía una mayor rapidez en la ejecución aunque había que materializarla de manera más continuada. La construcción del levante de la gran pantalla se llevaba de forma continuada, a lo largo de las 24 horas, de día y de noche. Durante muchos meses fue un continuo ir y venir de los camiones-hormigoneras para depositar el hormigón al tiempo que una gran apisonadora iba compactando el mismo.

Cabe destacar que el muro de contención fue levantado al mismo tiempo que la obra de arte del escultor Nestor Basterretxea. Compuesta por dos elementos asimétricos que alcanzan 24 metros de altura. En medio de ambas está el aliviadero que puede soltar 57.000 litros de agua por segundo.

Si el levante del muro arrancaba mediado el año 1991, éste llegó a su cota de 57 metros de altura en 1993, y un año más tarde, el 28 de julio de 1994, eran inaugurados tanto el embalse como la Estación de Tratamiento del Agua. El coste total de ambas instalaciones fue de 3.400 millones de las entonces pesetas. Posteriormente se ejecutaba la pista perimetral que rodea todo el embalse.

Cabe recordar que Arriaran, al margen de almacenar el agua de la lluvia, recibe la recogida de los riachuelos existentes entre Mariarats y el propio embalse, que llega al mismo encauzada en un gran tubo, une ambos puntos y para poder transportar el líquido elemento hasta la presa utiliza la tan antigua teoría física de 'los vasos comunicantes'.