Alumnos del campus Goierri testean los robots recoge-pelotas que han fabricado

Los alumnos de 3º de Ingeniería Mecánica de MU del campus Goierri posan frente a los robots que ellos mismos han diseñado./
Los alumnos de 3º de Ingeniería Mecánica de MU del campus Goierri posan frente a los robots que ellos mismos han diseñado.

Los jóvenes han aplicado sus conocimientos para llevar a cabo el proceso de diseño, fabricación y montaje de estas piezas únicas

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO GOIERRI.

Los alumnos de 3º de Ingeniería Mecánica de MU del campus Goierri han testeado hoy los robots recoge-pelotas que han fabricado como proyecto de curso, un prototipo similar a una aspiradora Roomba en cuanto a funcionamiento. Hoy, último día de clase para todos ellos, los han puesto a prueba con la satisfacción de haber cumplido con la misión.

«Les dimos dos opciones: que el prototipo fuera capaz de realizar un ciclo de forma automática en un recorrido concreto, o que se controlara su movimiento mediante una aplicación de móvil», explica el profesor y coordinador de proyectos Aitor Zuriarrain.

Los alumnos han tenido que aplicar todos sus conocimientos y echar mano de su ingenio para llevar a cabo el proceso de diseño, fabricación y montaje, lo cual requiere incluso tareas como la de buscar proveedores y comprar los componentes. «Empezar -añade Zuriarrain- un proyecto desde cero es complejo. Normalmente los alumnos esperan que les digamos qué y cómo tienen que hacer. En este caso, solo les dijimos cuál era el proyecto que tenían que desarrollar y han tenido que resolver las incógnitas y dar con la solución. Es justo lo que luego van a tener que hacer en una empresa. Cuando más perdidos andan es al comienzo, justo cuando tienen que dar ese paso y empezar a resolver las cosas por sí mismos».

En cualquier caso, han contado con la ayuda de un equipo de mentores formado por reconocidos profesionales cualificados del mundo de la empresa y que, tras su jubilación, han querido compartir sus conocimientos, experiencias y competencias con los alumnos del campus Goierri de MU. Dos de ellos, Miguel Ocaña y Juan Jose Aroztegi, cuyas carreras profesionales han estado unidas a Orbea y el Grupo Mondragón y a ArcelorMittal respectivamente, no han querido perderse la cita de hoy para contemplar el resultado.

El año pasado fabricaron un robot o sumobot programado para la lucha. La máquina tenía que poder sacar a su contrincante de una circunferencia denominada dohyo o volcar el otro robot. El proyecto se enmarca en la metodología POBL o aprendizaje basado en proyectos orientados a la resolución de problemas.

 

Fotos

Vídeos