Jesús María Toral (Periodista y escritor): «Goierri tenía muchos ingredientes para poder albergar esta historia»

Marisol Cavero acompañó a Toral en la presentación llevada a cabo en Lazkao./
Marisol Cavero acompañó a Toral en la presentación llevada a cabo en Lazkao.

Acaba de presentar en Lazkao su segunda novela 'Búscame bajo la lluvia'

DV

Jesús María Toral, periodista ordiziarra afincado hace años en Granada, pasa la Navidad con su familia lazkaotarra en las calles que lo vieron crecer y ahora se han convertido en uno de los protagonistade su última novela, 'Búscame bajo la lluvia'. Una novela en la que Marisa, una vasca de 43 años que vive en Nueva York desde hace veinte, se ve obligada a regresar a su tierra natal acompañada, por primera vez, de su hijo Mikel. El viaje la hará retroceder en el tiempo y la colocará frente a los recuerdos de un amor de juventud en un País Vasco convulso que sufre los ataques de ETA. Una historia en la que la protagonista tendrá que perdonar y olvidar, para que los fantasmas desaparezcan.

-A pesar de ser de Ordizia lleva muchos años viviendo en Granada. ¿Por qué ha elegido su pueblo natal para ambientar esta segunda novela?

-Porque sigo siendo ordiziarra, no me he olvidado nunca de Ordizia y llevo la bandera de mi pueblo allá donde voy. A pesar de que la historia de 'Búscame bajo la lluvia' podría haber trascurrido en Errenteria, Hernani... en cualquier pueblo guipuzcoano donde se vivieron los años duros de ETA de una forma muy concreta, Ordizia también era uno de ellos. Goierri tenía muchos ingredientes para poder albergar esta historia y además era el lugar que yo mejor conocía; el pueblo, los lugares, la gente...

-Aunque la historia de 'Búscame bajo la lluvia' no esté basada en hechos reales tiene muchos datos que sí lo son. ¿Tiene muchos recuerdos de su infancia y adolescencia en Euskadi?

-Muchos... muchos... Y aunque la mayoría sean buenos también hay algunos muy duros, de esos de los que tienes guardados e intentas escoder, no hablar de ellos. De hecho, creo que la novela me ha servido, de alguna manera, como liberacíón ya que poner las cosas por escrito me ha dado la oportunidad de sacar fantasmas fuera y me ha ayudado a darme cuenta de que algunos recuerdos, aunque dolorosos, son solo eso; recuerdos.

-¿Qué impresiones le han llegado de aquellos que han leído el libro y vivieron estas historias reales que se cuentan en primera persona?

-La verdad es que tengo que reconocer que pensaba que tal vez podrían llegarme más criticas de Ordizia, incluso del resto de Goierri, pero ha sido todo lo contrario y me ha sorprendido gratamente. Mucha gente se ha sentido identificada con los personajes, con las historias... y se han volcado con el libro.

-¿Ha recibido buenas críticas de sus vecinos entonces?

-He recibido incluso cartas preciosas, y saber que pueda haber alguien a quien 'Búscame bajo la lluvia' le ha servido como 'medicina' es muy satisfactorio para mí.

-¿Y fuera de Euskadi?

-En Andalucía también se está vendiendo muy bien el libro y lo que me comentan los que lo han leído es que les he mostrado una parte de la historia que no conocían, otro punto de vista. Incluso compañeros periodistas que en teoría conocían bien lo sucedido en Euskadi me han confesado que les he cambiado la imagen que tenían del 'conflicto vasco'... Es bonito pensar que he podido contribuir a abrir la mente de algunas personas.

-La protagonista de la novela, Marisa, vuelve a Ordizia después de varios años alejada de su pueblo natal. ¿Tiene algo de autobiográfico?

-Sí, mucho, aunque no solo la protagonista. Todos los presonajes del libro tienen algo de mí y aunque los que me conocen piensen que Marisa tiene mucho que ver conmigo la verdad es que Jesús Toral es un poco todos los personajes.

-¿Cómo va el libro? ¿Ha tenido buena acogida?

-Según mi editor llevamos cerca de 1.000 ejemplares vendidos en cinco meses, que creo que está muy bien. Está a punto de salir la segunda edición... yo estoy muy contento.

-¿Cuáles son sus próximos proyectos? Otro libro, trabajo...

-Ahora mismo he aparcado la televisión para dedicarme de lleno a la escritura, que es lo que realmente me apasiona. Estoy con este libro, que espero que siga llendo tan bien como hasta ahora y lo lea mucha gente, pero la verdad es que ya tengo otra historia en mente; aunque no quiero hablar mucho sobre el tema, por eso de no gafarlo.