Festival homenaje a Amaia Apaolaza

Amaia Apaolaza, en una imagen captada en el estudio de grabación situado en Azkarate (Navarra). /
Amaia Apaolaza, en una imagen captada en el estudio de grabación situado en Azkarate (Navarra).

El mundo de la música se da cita este domingo en Ordizia en recuerdo a la que fuera compañera y mánager

El pasado mes de julio fallecía, todavía en la plenitud de la vida, Amaia Apaolaza, natural de Olaberria, ordiziarra de adopción quien dedicó toda su vida a la música, mundo, ámbito y entorno que este domingo le dedica un sentido homenaje.

En el repaso de su currículo que ha hecho de ella el periodista musical Pablo Cabeza, recoge que Amaia Apaolaza aprendió a tocar los teclados y el acordeón de joven. Impartió clases de acordeón y debutó discográficamente en 1986 con el grupo IZK de Beasain y un maxi single singular para la época, «que logró que un grupo de pop se colase en la actualidad dominada por el punk rock y el rock radical vasco», indica.

La siguiente etapa se llama 'Vida Atlántica', allá por los noventa también con base en Beasain, como Ancha es Castilla de la época y colegas. En 1995, un amigo común, Sergio Cruzado, exbajista de Vida Atlántica, y luego promotor como ella, coinciden en 'La piel', formación donostiarra que publica su primer y único álbum el 8 de junio de aquel año.

Joseba Tapia se ocupa del acordeón pero en directo la banda cuenta con Apaolaza, subraya Pablo Cabeza. 'La piel' graba con la multinacional CBS y posee mucho potencial pero tras cuatro singles de rastreo de mercado el grupo se disuelve sin la merecida fortuna. De la misma manera, Amaia llega a tocar en algunos conciertos junto a Ruper Ordorika.

Aquí, detalla el periodista, acaba su historia como músico y comienza la de buena empresaria con actitud, genio y probada eficiencia. Crea la agencia Akeita, donde trabaja con Ruper Ordoríka, Joseba Tapia, Fermín Muguruza, Gose, Esne Beltza, Zuloak, etc. «Con Ruper muchos años de brega, con Fermín largos periodos de tumulto, complicidad y acción y con Gose, formando parte de la cooperativa que son, les admiraba. También era socia de los estudios Azkarate junto a su amigo, especial, Angel Katarain», recuerda.

Iñaki Bengoa, miembro de la agrupación musical 'Gose' (Arrasate), apunta que en su caso han sido 25 años de relación laboral, desde los primeros días de grabación en el estudio de Azkarate. A partir de ahí, mánager, o representante musical, y en esencia amiga. «Me quedo», subraya Bengoa «con esa fusión de mala gaita y sonrisa que destilaba. Trabajadora infatigable. Defendía a los suyo a muerte y de los grupos a los que representaba hizo su bandera».

«Personalmente», añade Bengoa, «su labor como mánager fue diferente a lo que habitualmente ha habido en Euskadi. En nuestro caso era una más del grupo. La relación, comparativamente, resultaba muy diferente y todo favorecía un mayor y mejor trabajo. Sin duda había mucha confianza y buen rollo. Para nosotros haberle tenido ahí ha sido una gozada».

Y aunque habitualmente es el mánager el que reúne a sus grupos, esta vez, de alguna manera va a ser al revés. Había que hacerlo y por eso el festival homenaje de este domingo en Ordizia. «Personalmente no me cabe la menor duda de que le hubiera encantado vernos a todos los suyos en una actuación junto con Angel. Va a quedar emotivo y bonito. Sin duda», concluye, «se lo merece». Así las cosas, este domingo, a partir de las 7.30 de la tarde, la Plaza Mayor va a ser testigo de un festival homenaje en el que han anunciado su presencia, Ruper Ordorika, Fermín Muguruza, Tapia eta Leturia, Gose, Esne Beltza, Niña Coyote eta Chico Tornado, Xabier Muñoz, Iñaki Murua y un largo etcétera.