La Parte Vieja recupera un patio como parking para 145 bicicletas

Fotomontaje que muestra el futuro diseño del aparcabicis de este patio, actualmente cerrado, de la Parte Vieja. /
Fotomontaje que muestra el futuro diseño del aparcabicis de este patio, actualmente cerrado, de la Parte Vieja.

El proyecto, con un presupuesto de 145.000 euros, pretende a su vez abrir a la ciudadanía un patio que lleva años cerrado

IKER MARÍN

El proyecto Tolosa Kale Biziak adquiere un nuevo compromiso con la movilidad, con la recuperación de las calles para los tolosarras. Tras poner en marcha Haurren Hiria y Mugi Tolosa, el equipo de Gobierno del Ayuntamiento anunció ayer que para la próxima primavera los ciclistas de la Parte Vieja dispondrán de un nuevo parking cubierto para bicicletas en el barrio. Se situará en el patio, actualmente cerrado, que está entre las calles Lechuga, Correo, Mayor y la plaza Verdura.

En la visita realizada ayer a este espacio, el alcalde del municipio Ibai Iriarte comentó que la Parte Vieja, «el corazón de Tolosa», necesita un tratamiento urbanístico especial por su configuración para convertirlo en un lugar atractivo para vivir. «Con este parking para las bicicletas los vecinos de la Parte Vieja, muchos sin ascensor, no van a tener que estar todo el día subiéndolas y bajándolas desde la calle», señaló.

El primer edil tolosarra explicó que, hasta la fecha, han mantenido tres reuniones con los vecinos del entorno para presentarles el proyecto del aparcabicis y también para «anunciarles que, a la vez que el parking, se renovará el saneamiento de las viviendas, una vieja reclamación de los vecinos, y se reurbanizará el patio».

Este extremo lo desarrolló más en profundidad la arquitecta de la sociedad municipal Erretengibel Larraitz Bernedo. «Lo primero que hemos tenido en cuenta a la hora de plantear esta actuación ha sido causar el menor impacto posible en los vecinos cuyas viviendas dan al patio. La marquesina, ligera, se construirá a la altura del suelo y por lo tanto no molestará a las primeras plantas. Mejoramos el saneamiento y el diseño se realizará con materiales naturales y sostenibles con el medio ambiente. La cubierta del espacio se cubrirá con elementos vegetales», anunció.

Las obras empiezan en enero

Las obras de esta obra, con un presupuesto de 145.000 euros, comenzarán en enero, tras la campaña de Navidad, y estarán finalizadas para la primavera. «La idea es presentar a los vecinos la normativa definitiva de uso en enero y en febrero abrir el plazo de inscripción», declaró el alcalde, qué también enumeró algunas de las condiciones que tendrán que cumplir los interesados: «habrá que dar el nombre y apellidos para garantizar el buen uso del recinto y de las bicicletas, habilitaremos un horario determinado para acceder con tarjeta al parking y no molestar a los vecinos, y habrá que abonar una pequeña cuota».

El otro gran objetivo de esta actuación es abrir el patio a la ciudadanía y recuperar un espacio degradado en plena Parte Vieja. Iriarte confirmó que «queremos ir abriendo los patios cerrados del barrio para la vecinos y creemos que tras éste llegará la apertura de otros. De hecho, no descartamos tener que buscar otros si vemos que existe mucha demanda para este aparcabicis».