Wi-Fi 6, el siguiente paso de una tecnología que cumple 20 años

Wi-Fi 6, el siguiente paso de una tecnología que cumple 20 años

La Wi-Fi Alliance promete más velocidad y menos latencia

SARA BORONDO

«¿Me puedes dar la contraseña del Wi-Fi?». La pregunta forma ya parte del ritual de saludo cuando llegamos a un hotel, una cafetería o incluso al subir a un autobús interurbano. En las casas el Wi-Fi es indispensable y hasta los expertos en seguridad aconsejan crear una red wifi para invitados, ya que se empieza a considerar una muestra de hospitalidad dar la clave de la red Wi-Fi de casa cuando se recibe a unos amigos. Esta tecnología conecta de forma inalámbrica a dos o más dispositivos electrónicos entre sí o permite acceder a Internet con el móvil, la televisión, un ordenador… hasta bombillas, utilizando un punto de acceso de red inalámbrica.

Este año se cumplen dos décadas del nacimiento del Wi-Fi, que debe su nombre a la marca comercial 'Wi-Fi' creada por la empresa 'Wireless Ethernet Compatibility Alliance' (WECA). Ésta surgió en 1999 a manos de seis compañías (entre ellas Nokia), para que las tecnologías inalámbricas de redes locales fueran compatibles. Pero el verdadero origen es mucho anterior. En 1985 la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés) estadounidense abrió varias bandas de espectro y se empezó a desarrollar un estándar que permitió el desarrollo del Wi-Fi a gran escala, cambiando para siempre la conectividad.

En 2000 se crea la marca Wi-Fi, y en 2004 salen al mercado los primeros teléfonos y televisiones que utilizan la tecnología; ese mismo año despega el primer vuelo comercial con Wi-Fi a bordo. En 2002 WECA cambió su nombre para llamarse Wi-Fi Alliance y actualmente está compuesta por más de 800 empresas. 13.000 millones de dispositivos utilizan Wi-Fi y se espera que solo en 2019 salgan al mercado otros 4.000 millones más; hay más de 45.000 aparatos que han recibido la certificación Wi-Fi. Es, sin duda, una de las tecnologías más difundidas en la historia de la Humanidad.

El siguiente paso: Wi-Fi 6

La Wi-Fi Alliance sigue desarrollando la idea de conectar a todas las personas en todas partes y ya está en marcha el siguiente paso, el estándar 802.11ax (más conocido como Wi-Fi 6) que está previsto llegue este año a todo el mundo. La 5G no es la única tecnología inalámbrica que se va a ir desarrollando en los últimos meses; al mismo tiempo que la transmisión de datos para móviles va a dar un paso más, el Wi-Fi ha entrado en una nueva etapa con más eficiencia y menos latencia, aunque de momento hay pocos móviles u ordenadores compatibles. De hecho, apenas media docena de routers admiten Wi-Fi 6 y casi ninguno baja de los 200€.

Pero en realidad el 5G y el Wi-Fi 6 son dos tecnologías diferentes; la primera está diseñada para los datos de móvil, para conexiones en el exterior, mientras que el Wi-Fi 6 es una WLAN (Wireless Local Area Network) pensado para funcionar en casa, la oficina o cualquier espacio público.

El último 'Mobile Visual Networking Index' de una de la empresas más importantes de redes y telecomunicaciones, Cisco, establece que se va a producir estos años un importante aumento de los puntos Wi-Fi para acceder a Internet; en Estados Unidos la empresa calcula que la suma de redes públicas y domésticas pasará de 124 millones en 2017 a 549 millones en 2022. Esto supone que las bandas de frecuencia actuales -2,4 y 5 GHz- se quedarán cortas.

El Wi-Fi 6 utiliza las bandas de frecuencia de 2,4 y 5 GHz de forma simultánea, lo que le permitirá enviar y recibir más datos al mismo tiempo. También se espera que se abra la frecuencia de 60 GHz, que permitirá un mayor ancho de banda; con Wi-Fi 6 las transferencias de datos estarán cerca de los 10 Gbps. En el futuro es probable que se abra también la banda de los 6GHz -si no para Wi-Fi 6, para su sucesor-, opción que la FCC está valorando en territorio estadounidense.

Hasta 2016, cuando empezó Wi-Fi 5, cada dispositivo tenía que esperar a que le tocase el turno de subir y bajar datos, lo que suponía grandes latencias (la espera entre que se envía la petición de información y llega la respuesta), pero entonces se introdujo el MU-MIMO ('multiple-user', 'multiple input', 'multiple output'), con el que se pueden bajar datos de manera simultánea a cuatro dispositivos a la vez como máximo. De haber más intercambiando información, deben esperar un poco, lo que sube la latencia. Con Wi-Fi 6 habrá hasta ocho canales tanto de subida como de bajada. Esto supondrá que, por ejemplo, jugar online será igual de rápido si se utiliza cable Ethernet o Wi-Fi.

Más velocidad, menos latencia, hasta ocho conexiones simultáneas de subida y bajada

Router compatible con Wi-Fit 6.
Router compatible con Wi-Fit 6. / NETGEAR

Wi-Fi 6 utilizará el estándar más reciente de la red inalámbrica: 802.11ax, un 30% más rápido que Wi-Fi 5. No obstante, al igual que ocurre con las 5G del móvil, casi más importante que el aumento de la velocidad es la reducción de latencia y el que sea capaz de gestionar más cantidad de datos de forma simultánea, lo que, además, irá acompañado de una mejor eficiencia energética. Estas mejoras no se notarán tanto en el hogar como en aquellos lugares donde las redes Wi-Fi se saturan cuando hay muchos dispositivos conectados, como estadios de fútbol, universidades, hospitales o aeropuertos.

Se supone que la seguridad también iba a ser mayor, ya que Wi-Fi 6 incorpora WPA3 (la versión más reciente del protocolo de seguridad Wi-Fi Protected Access, instaurado en 2004), pero en abril Wi-Fi Alliance hizo público un comunicado en el que reconocía «vulnerabilidades en un número limitado de las primeras implementaciones de WPA3 Persona» y recomendaba descargar los parches habilitados por cada fabricante. El problema está en el método de reconocimiento entre el aparato que se conecta y el router: si hay otro dispositivo dentro del radio del Wi-Fi y la contraseña es corta, puede leerla y hacerse pasar por dicho dispositivo, obteniendo acceso a la información que se intercambie con el router.

Para poder disfrutar de las ventajas de la nueva tecnología será necesario tener un router con Wi-Fi 6, los cuales seguirán funcionando con dispositivos que tengan Wi-Fi 4 o Wi-Fi 5 (aunque lo harán a menos velocidad).