La lista Robinson, la solución al 'spam' telefónico

Te explicamos cómo funciona este servicio ideado para «evitar publicidad de empresas de las que no deseas ser cliente o a las que no hayas facilitado tu consentimiento»

Un hombre, con su nuevo teléfono móvil./FOTOLIA
Un hombre, con su nuevo teléfono móvil. / FOTOLIA
Karel López
KAREL LÓPEZ

«Evita la publicidad no deseada. Gratuito. Fácil de usar. Menos publicidad. Evita llamadas comerciales. Para los ciudadanos». Así es la lista Robinson, un servicio de la Asociación Española de Economía Digital puesto a disposición de los consumidores para que estos «no reciban publicidad de empresas de las que no desean ser cliente o a las que no hayan facilitado el consentimiento». O dicho de otra manera, la solución al spam telefónico (o el que se recibe a través del correo electrónico u ordinario) que a veces puede llegar a ser tan cansino.

La lista Robinson sirve, por tanto, para evitar que diferentes empresas a las que no se ha facilitado el contacto bombardeen el correo o hagan que al consumidor no le deje de sonar el teléfono mientras trabaja.

Cómo funciona

Para registrase, basta con acceder a su sitio web y, tras rellenar el formulario que se encuentra en 'Ciudadanos', se tendrá que activar un registro a través del correo electrónico. Después, se accede al servicio con un usuario y una contraseña y se seleccionan los canales en los que no se quiere recibir publicidad. La inscripción será efectiva en un plazo de tres meses.

Las empresas, además, tienen la obligación de consultar la lista Robinson para no realizar campañas publicitarias con los datos de las personas inscritasn (salvo que sean sus clientes).

Como Robinson Crusoe...

El nombre de la lista Robinson tiene un origen literario. Robinson Crusoe es quien inspiró el nombre de esta herramienta útil para muchos consumidores. ¿Por qué?

Crusoe quedó aislado de la civilización después de naufragar en una isla. Cuando uno se inscribe en la lista Robinson, también deja de tener contacto con la publicidad que podría llegarle desde el exterior. Queda, en cierta medida, aislado.

Otros 'trucos'

Para los que 'prefieran' seguir recibiendo llamadas de diferentes empresas que tratan de convencerles, existen diferentes 'trucos' en caso de que la oferta no guste. ¿Cuáles?

Las hay muy variadas. Desde 'hacerte el sordo' hasta hablarles en otro idioma, pasando por colgar directamente o fingir que no se les escucha. El gran problema de estas dos últimas opciones es que probablemente insistirán...

¿Qué dice la ley?

«Para el progreso de la actividad económica, el tratamiento de datos de carácter personal es vital. Enparticular, los tratamientos de datos con fines publicitarios se reconocen en la Directiva 95/46/CE.

El fomento del legítimo ejercicio de dichas actividades debe conciliarse necesariamente con el respeto al derecho a la protección de datos de las personas.

Por ello resulta necesaria la búsqueda del equilibrio entre el derecho a la protección de datos y el legítimo tratamiento de los mismos.

Esto queda plasmado en la normativa vigente: Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal y el Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la misma. Su objetivo principal es proteger las libertades públicas de las entidades y los derechos fundamentales de los ciudadanos, estableciendo unas obligaciones para toda entidad que realice tratamientos de datos de carácter personal.

Asimismo, en lo que se refiere a las comunicaciones comerciales realizadas a través de llamadas telefónicas, correo electrónico, sms o equivalentes, es necesario tener en cuenta lo dispuesto en la Ley 32/2003 de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones y la Ley 34/2002 de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos