Así es la 'Dark Web', el internet que permanece oculto

Así es la 'Dark Web', el internet que permanece oculto

Se utiliza para evitar la censura que los gobiernos establecen en algunos países... y para actividades ilegales

SARA BORONDO

Internet es un océano, en el que cabe una cantidad de contenido increíble que va creciendo a cada momento. Los usuarios que navegan por él pueden pensar que lo conocen bien, pero en realidad no acceden más que a la superficie. Es la conocida como Clearnet o Internet superficial, y en ella las vías de acceso a las páginas es escribir una dirección directamente o averiguarla utilizando un buscador. Los motores de búsqueda como Google o Bing recorren las webs almacenando la información y buscando enlaces a otros sitios para responder a las demandas de información sobre un tema o página de los usuarios. Es un proceso que se conoce como indexación web. En la Clearnet todos los pasos que dé un usuario se pueden rastrear sin problemas para saber cuánto y cuándo ha estado en cada sitio web y lo que ha hecho en cada momento.

Pero bajo esos metros superficiales hay mucho más. Es la Deep Web, llamada también Internet Oculta, que se calcula ocupa el 90% de Internet y que no puede ser indexada por los buscadores convencionales. Por tanto, no es accesible para todo el mundo y no puede rastrearse fácilmente; el contenido está encriptado y se busca que no se conozcan los movimientos del usuario. Lo que hay en ella es muy variado, como redes internas de instituciones académicas, los correos almacenados en servidores, documentos legales… y contenidos ilegales.

La parte más hermética de Internet

Dentro de la Deep Web hay otra parte, muchísimo más pequeña; se trata de la Dark Web, la parte más oscura de Internet (como indica su nombre en inglés). En ella se busca el anonimato del usuario y está constituida por redes independientes, las darknets. En esta parte de Internet es difícil controlar el contenido y quién está moviendo la información, libertad que sirve tanto para hacer el bien -defendiendo los derechos civiles y la libertad de expresión ante regímenes políticos totalitarios y censores- como el mal -ciberdelincuencia y múltiples actividades ilegales, desde el tráfico de drogas o de armas a la pornografía pedófila, el blanqueo de dinero mediante bitcoins o la contratación de matones y asesinos-.

El caso más famoso -y que ha dado peor fama a esta parte de Internet- fue The Silk Road, una red dentro de la Dark Web oculta dentro de Tor, un mercado de compra-venta virtual que se utilizó durante dos años para vender drogas ilegales pagando con bitcoin. En 2013 lo cerró el FBI estadounidense y su fundador, Ross William Ulbricht, que se quedaba con una comisión del 15% de las ventas, fue condenado a cadena perpetua.

Algunas de las redes de la Dark Web intentan eliminar este tipo de contenidos, pero su propia naturaleza lo dificulta. Dentro del aspecto más luminoso de la Dark Web está el hecho de que permite que los opositores políticos a regímenes dictatoriales que censuran los contenidos en Internet tengan la posibilidad de expresarse y sirve para escapar del control de las agencias de vigilancia estatales.

Para acceder a las redes independientes de la Dark Web hay que usar casi siempre navegadores web especiales. La red más conocida es TOR, que utiliza Tor Browser, que está basado en Firefox y que elimina las cookies y el historial de navegación al terminar la sesión, por lo que también sirve para navegar por la Clearnet sin dejar rastro. El nombre de TOR procede de 'The Onion Router' -'El Rúter Cebolla' en español- que lleva al usuario de un nodo a otro aleatoriamente hasta llegar a su destino. Funciona gracias a individuos u organizaciones que donan parte de su ancho de banda y sus ordenadores para que sirvan como servidores o directorio. La red TOR cifra la información cuando entra y la descifra cuando sale. Para mejorar la rapidez, se elimina javascript, las cookies y las hojas de estilo complejas. Es relativamente habitual que las páginas se cierren o abandonen y haya enlaces rotos.

TOR e I2P, dos redes populares con conceptos diferentes

Con el navegador Tor la conexión es anónima, pero puede haber hábitos que dejen al descubierto algún dato del usuario, como que se maximice la ventana ya que, si alguien está rastreándolo, sabrá de qué tamaño es el monitor. Tor tiene como prioridad proteger la identidad de sus usuarios y dificulta la censura de los contenidos o el acceso a los mismos, por lo que se utiliza sobre todo para activismo político en países con censura, para información confidencial y por las comunidades de hackers, pero dentro de TOR hay mucho más: secretos de Estado (hay una copia de WikiLeaks), servicios de correo, foros, blogs y actividades ilegales, aunque no es posible determinarlo precisamente porque el contenido es invisible a quien no sepa llegar hasta él. Hay diversas wikis, como 'The Hidden Wiki', que contienen directorios de las páginas .onion que forman parte de la red TOR.

Aunque la Dark Web no puede ser indexada por los buscadores normales, tiene sus propios buscadores como DuckDuckGo, que muestra a todos los usuarios los mismos resultados de búsqueda en lugar de utilizar el perfil del usuario, ya que no registra los datos de quien realiza la consulta. Esos resultados proceden de compilar más de 400 fuentes que incluyen Bing, su propio rastreador web y sites colaborativos como Wikipedia y excluye la páginas que se preocupan por conseguir los primeros puestos en las búsquedas de Google. En enero de este año DuckDuckGo superó por primera vez los mil millones de búsquedas mensuales, según los datos de la propia empresa.

La red I2P ha desarrollado el proyecto de Internet invisible ('The Invisible Internet'), que prioriza la privacidad para las comunicaciones en internet, con cuatro capas de cifrado para todo lo que se mueve en ella para que sea anónimo tanto quien envía la información como quien la recibe. Consiste en rúters (nodos) I2P que crean varios túneles de entrada y salida y cada app tiene su propio identificador criptográfico. Los mensajes se envían de rúter a rúter en lugar de a una IP (que es la dirección de cada conexión a internet). Todo esto requiere de una instalación y configuración específicas y los rúter no son nodos de salida a la clearnet

The Freenet Project y una red nueva, Zeronet

'The Freenet Project' es otra red bastante conocida en la Dark Web. Es una plataforma P2P pensada para resistir la censura y proporcionar libertad de expresión. Un usuario envía un mensaje a un nodo buscando un documento. Si no está ahí, ese nodo pasa a otro pero recuerda quién envió la petición, como si fuera el hilo de una madeja. Cuando encuentra el documento, la información recorre el sentido inverso y si conserva, o no, una copia temporal del documento en cada nodo, lo que dificulta saber de dónde partió la petición y de dónde viene el documento. Para acceder a Freenet hay que instalarse una herramienta propia de la red y luego es compatible con Google Chrome. En esa descarga va incluida toda la web, para que la petición no tenga que recorrer muchos nodos.

Dentro de Freenet se pueden crear redes privadas solo para los usuarios, lo que garantiza la máxima privacidad (útil para esquivar la censura de algunos países o para mejorar la información en colectivos perseguidos), aunque también sirve para los ciberdelincuentes o grupos terroristas.

'Zeronet' es la darknet de creación más reciente. Nació en 2015 y es un Internet paralelo que emplea la criptografía para crear una subred en la que no hay servidores centralizados, sino que todo el contenido se distribuye en los ordenadores de los usuarios que forman la red, lo que se conoce como P2P, de forma que son al mismo tiempo servidores y clientes. Cada creador de una página recibe un código exclusivo para evitar los enlaces rotos. En Zeronet hay chat en distintos idiomas, servicio cifrado de correos, un foro al estilo de Reddit, blogs, una página para crear encuestas, un monedero de bitcoins e incluso una alternativa a Googel Maps y, sí, un montón de contenidos ilegales como 'Play' (con trackers de torrents para ver películas y series de televisión de forma ilegal) o pornografía. Una de las novedades de Zeronet es que no es preciso utilizar un navegador especial, pero sí hay que ejecutar un archivo que hay en su web.

Navegar en estas aguas turbulentas con seguridad no es sencillo. Webs como 'Darkwebnews' recomienda utilizar una VPN (Virtual Private Network) propia para garantizar el anonimato total y no dejar rastros, aunque es una operación que precisa de ciertos conocimientos técnicos y ralentiza la navegación. Otra medidas de Darkwebnews son tapar la cámara y utilizar claves complejas.