Cómo ahorrar (y liberar) espacio en tu smartphone

Cómo ahorrar (y liberar) espacio en tu smartphone

Un sencillo mantenimiento hace que el teléfono funcione mejor

SARA BORONDO

Nadie se imagina cuando compra un móvil lo rápido que se consume el espacio de almacenamiento. Pero los 32 o 64 gigabytes que pensamos durarían toda la vida van bajando a toda velocidad y, un día, la memoria del teléfono está llena y el teléfono se ralentiza. La razón es que, inicialmente, el sistema operativo ocupa una buena cantidad de esa memoria (9GB actualmente en el caso de Android) y lo mismo sucede con las aplicaciones que se van instalando, más el contenido de los chats de Whatsapp, los vídeos 'para ver más tarde', e-books y, sobre todo, las fotos que se van tomando con el móvil.

La mejor opción siempre es prevenir: seguir unos sencillos hábitos para evitar el temido mensaje de «memoria llena», cuando nos resulta imposible utilizar el smartphone con normalidad.

No descargar Todas las imágenes y vídeos de mensajería instantánea

Los chats de Whatsapp pueden ser unos grandes consumidores de espacio a no ser que se haga un poco de limpieza. Dentro de la propia app podemos consultar cuánto ocupan: en la pantalla principal hay que abrir el menú situado en la parte superior derecha (tres puntos) y elegir las opciones 'Ajustes', 'Datos y almacenamiento' y 'Uso de almacenamiento'.

Hay varias formas de frenar la 'expansión' de Whatsapp. La primera es evitar que se descarguen automáticamente todas las imágenes que alguien suba a un chat. Para ello hay que entrar en 'Datos y almacenamiento' y en 'Descarga automática' elegir 'ningún archivo' en las tres opciones que hay: 'Conectado a datos móviles', 'conectado a Wi-Fi' y 'En itinerancia de datos'. A partir de ese momento, cuando alguien suba una imagen a una conversación aparecerá borrosa y para verla bien hay que descargarla pulsando sobre ella, pero no ocupa espacio en el móvil.

En los terminales con Android hay una opción para evitar que las fotografías se traguen la mayor parte del almacenamiento del teléfono: Google Fotos. Se puede configurar para que las imágenes de Whatsapp se suban a Google Fotos directamente y así no ocupen espacio en el dispositivo. Para ello hay que abrir la app 'Fotos' y el menú de la parte superior (las tres rayas); luego activamos 'Crear copia de seguridad y sincronización' en 'Copia de seguridad y sincronización', dentro de Ajustes. Por último, en 'Copia de seguridad de carpetas del dispositivo' elegimos Whatsapp, Instagram o la aplicación cuyas imágenes deseemos subir a la nube directamente.

En los iPhone hay una opción similar con iCloud, que ofrece 5GB de almacenamiento gratis para las fotos y vídeos que se realicen con el teléfono, además de servir para tener todas las apps y los mensajes actualizados en todos los dispositivos de Apple.

Además de utilizar la nube para estar seguro de que las imágenes no se perderán (lo que es útil también si nos roban el teléfono) ni consumirán espacio de almacenamiento, es recomendable pasarlas con cierta periodicidad -unas dos semanas o incluso al mes es suficiente- al ordenador y borrarlas a continuación del móvil.

Borrar Lo que no sea necesario

Además de estas opciones (o si no se quiere recurrir a Google Fotos), cuando en una conversación hay un dato o imagen que realmente interesa conservar hay que destacarla marcándola con una estrella y, cada cierto tiempo, borrar la conversación eligiendo en los tres puntos que están en la parte superior de la pantalla la opción 'Más', luego 'Vaciar chat' y, por último, 'Vaciar todos excepto los destacados', asegurándose de que está activada la opción 'Eliminar archivos multimedia de mi teléfono'. Hay que hacer esto en todas las conversaciones que pesen mucho o se puede llevar a cabo en todas a la vez en el menú 'Ajustes' de la app, entrando en 'Chats', 'Historial de Chats y eligiendo 'Vaciar todos los chats'. Debajo de esta está la opción eliminar todos los chats, pero es más radical y acaba también con los archivos o mensajes destacados.

La App Fotos da la opción de liberar el espacio de las imágenes que se hayan subido a la copia de seguridad de la cuenta de Google y hasta indica todo lo que se puede recuperar de almacenamiento. Eso sí, antes de borrar conviene asegurarse de que todo está bien guardado en la nube o el ordenador.

Las imágenes no son el único agujero negro que se traga el espacio de almacenamiento; sin darnos cuenta vamos descargando documentos que no se usan o instalamos aplicaciones que no volvemos a utilizar nunca más. Se puede realizar esta limpieza de forma selectiva con 'Liberar espacio', siguiendo la ruta: 'Ajustes', 'Almacenamiento' y 'Almacenamiento interno compartido'. Ahí se ven todos los documentos descargados que hay en el teléfono y las aplicaciones usadas con poca frecuencia, incluso indica el tiempo que hace que no se abren. Hay que elegir las que se desea borrar y pulsar en la opción 'Liberar', que indica el espacio que se recuperará en el móvil.

En los iPhone la opción similar está en Configuración>General>Almacenamiento del iPhone. En la parte superior se indica cómo se está utilizando el dispositivo e incluso puede haber recomendaciones para mejorar el almacenamiento del terminal. En algunas apps se puede liberar caché; por ejemplo, en conversaciones se puede ver el espacio que ocupa cada una y eliminar las que consuman más megas.

'Limpiar' Aplicaciones

Las apps también van almacenando información con el paso del tiempo y van ocupando más espacio. La mejor forma de saber si es una de las razones de que baje deprisa el espacio disponible es viendo cuánto ocupan. Para saberlo hay que entrar en Ajustes>Aplicaciones y notificaciones y activar 'Ver todas las aplicaciones'. Bajo el nombre de cada app aparece lo que ocupa, si es una cantidad alta de megabytes tal vez tenga demasiada información: hay que pulsar en cada aplicación que ocupe mucho espacio y después en 'Almacenamiento', y comprobar si la caché es muy alta (en esa misma pantalla está la opción de borrar caché). La caché son los datos más usados que quedan almacenados en el teléfono para poder acceder a ellos con frecuencia, pero si hay que conseguir más espacio se pueden borrar sin problema.

Hay aplicaciones que evitan realizar a mano todo este proceso de eliminación de datos innecesarios. Entre las que tienen más reconocimiento están Ccleaner, Nox Cleaner o Clean Master, pero hay centenares en todos los sistemas operativos.

Un último consejo. Una vez haya terminado el proceso de limpieza del móvil conviene apagarlo y volverlo a encender para comprobar el espacio real que tiene el aparato.

 

Fotos

Vídeos