Snapchat, la app que causa furor entre los adolescentes

Snapchat causa furor entre los jóvenes entre 13 y 18 años/
Snapchat causa furor entre los jóvenes entre 13 y 18 años

Permite enviar fotos y vídeos y decidir cuánto tiempo se pueden ver, desapareciendo luego sin dejar rastro. Se ha convertido en un paraíso del sexting, el intercambio de contenidos eróticos

ENEKO PÉREZ

Si usted tiene más de 18 años y no es una de esas 'celebrities' a la última (lo cual es bastante probable) lo de Snapchat quizá ni le suene. Se lo inventó alguien hace 4 años, aquí llegó hace dos, y ya es una de las aplicaciones móviles más populares en todo el mundo. Copa los rankings de las App Store de Apple y Google Play de Android y el 22% de los adolescentes españoles de entre 13 y 18 años la ha usado este año. Al 'boom' juvenil se han sumado rostros conocidos que ya no tienen acné como Risto Mejide, Taylor Swift, Calvin Harris, Paris Hilton, Justin Bieber, Rihanna y bloggers de la moda.

El logotipo es un pequeño fantasma que a simple vista despista pero que tiene mucho sentido porque la aplicación se fundamenta en el envío de imágenes, vídeos cortos y mensajes a través de smartphones, con la particularidad de que el remitente establece cuánto tiempo será visible para la otra persona. El tiempo mínimo son 10 segundos y, después, la foto, el vídeo o el mensaje desaparecen para siempre sin dejar ni rastro, dando valor a este carácter efímero e indetectable. Perfecto para el perfil rebelde del público juvenil. Y para que se haya convertido en el paraíso del sexting, término que se le ha dado al intercambio de correspondencia de contenido sexual.

Eso de enviar fotos, vídeos o mensajes subidos de tono no es algo que haya inventado esta app, desde luego, pero le ha proporcionado un vehículo de alta velocidad al desaparecer los contenidos calientes al cabo de un rato. Lo que puede parecer un divertimento adulto se torna, sin embargo, en algo preocupante con los adolescentes, que tienen entre sus manos tecnologías muy avanzadas y 'escurridizas' ante la ley.

Quizá sus creadores no cayeron en la cuenta pero basta con que el que recibe la imagen haga una captura de pantalla para que esa foto 'prohibida' ya no 'desaparezca', aunque como precaución, la propia aplicación te avisa de que el receptor ha hecho una copia. Esto del sexting es una vía de agua que los creadores de Snapchat no han conseguido cerrar, aunque no le dan mucha importancia. «El sexo real es más divertido, no me imagino a nadie perdiendo el tiempo por eso en Snapchat», se escabullen sus creadores.

Solo 30 empleados

En todo caso, las alertas no han hecho mella en los usuarios, que siguen engordando el negocio. Más de 100 millones de personas confirman el éxito de esta aplicación, que mueve 400 millones de 'snaps' (mensajes) diarios, entre ellos el 28% de las fotos que pululan cada día por la red. Unos números enormes que están haciendo temblar a los directivos de Facebook, Instagram y Twitter, que se nutren en buena parte del público juvenil. Snapchat también: la mitad de sus adeptos tiene entre 13 y 18 años, el 31% entre 19 y 24 años y el 19% restante son mayores de 25. Casi el 70% son mujeres.

En España es un fenómeno todavía por explotar pero según los portales de información Statista y BI Intelligence, en Irlanda, Bélgica, Suecia y Estados Unidos más del 40% de la población adolescente se ha descargado y ha utilizado la aplicación, que avanza de forma imparable. Y eso que empezó como una cosa pequeñita porque son solo treinta empleados... Claro que han montado un emporio. No son números exactos, pero según la revista Fortune, el valor de mercado de esta compañía alcanza los 19.000 millones de dólares, quedando como una mera anécdota los 3.000 que ofreció Mark Zuckerberg, el dueño de Facebook, hace tan solo dos años a sus dueños. Resulta obvio que hicieron bien en declinar la oferta, porque todo parece indicar que su imagen y la marca de la empresa van a seguir creciendo, al menos durante un tiempo y, con ello, el dinero que va a mover a lo largo de todo el globo. Un negocio que engorda gracias a millones de adolescentes, uno de los colectivos que más gasta en telefonía móvil.

Teniendo en cuenta quién es el público potencial (y real) la compañía probó a cobrar alguna de sus funciones. Así es como surgió en noviembre de 2014 Snapcash, por el momento solo disponible en EEUU para mayores de edad. Se trata de un método para hacer pagos a través de la propia aplicación: la cena entre amigos, el alquiler del mes...

 

Fotos

Vídeos