Ibil

Tecnología de recarga ultrarrápida para la red pública

Tecnología de recarga ultrarrápida para la red pública
A lo largo de 2019, IBIL tendrá operativas las primeras instalaciones de este tipo de toda España. De la mano de sus socios Repsol y EVE, ya cuenta con la red pública más extensa

En las últimas semanas, con la aparición del borrador de la Ley de Cambio Climático, y varias normativas aprobadas a nivel nacional y europeo, el debate sobre la inminente llegada de los vehículos eléctricos está presente en cualquier conversación. La necesidad de descarbonizar la economía y, en concreto, el transporte, como causante directo del 40% de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero, no deja otra opción. Por ello, conviene analizar las necesidades tecnológicas para facilitar la adopción de la movilidad eléctrica por parte de la sociedad en su conjunto.

La carga pública rápida es un elemento imprescindible y democratizador del acceso a la movilidad eléctrica, sobre todo para el público que no posee parcelas de garaje y que, si no, podría verse excluido de las nuevas tecnologías de movilidad. Actualmente, la duración de una carga rápida es de unos 20 minutos para recargar desde el 0% hasta el 80% la batería de un vehículo. Pero en IBIL ya se está trabajando en la carga ultrarrápida. El objetivo es reducir los tiempos de recarga a menos de 10 minutos, aproximadamente, a razón de 3 minutos por cada 100Km de rango añadido, con una potencia de 350kW (con los vehículos que permitan este nivel de potencia). Esto es equivalente al tiempo que se tarda actualmente en llenar el depósito de combustible.

El reto de la recarga ultrarrápida

La normativa vigente en el sistema eléctrico impone unos peajes elevados a las infraestructuras de recarga debido al impacto de la potencia contratada, que puede hacerlas económicamente inviables. Para solventarlo, IBIL está trabajando intensamente junto con sus socios tecnológicos para desarrollar una tecnología que dé respuesta al reto de la recarga ultrarrápida con tecnología desarrollada en el país. Según Aitor Arzuaga, director general de IBIL, están trabajando intensamente «para resolver los retos tecnológicos derivados de la implantación de la carga ultrarrápida» y, para ello, «es clave la integración del almacenamiento de energía, para minimizar el consumo de potencia de la red eléctrica». También, señala Arzuaga que la integración con generación renovable (fotovoltaica) podría mitigar los obstáculos que supone la falta de potencia o costes de expansión de la red de suministro en algunos emplazamientos; y añade que «esta tecnología con desarrollo y fabricación 100% nacional verá la luz en los despliegues en 2019».

A lo largo de 2019, IBIL tendrá operativas las primeras instalaciones de carga ultrarrápida de toda España, dentro del proyecto europeo E-VIA FLEX-E. IBIL, de la mano de sus socios Repsol y EVE, ya cuenta con la red pública más extensa, con 200 puntos de carga operativos, de los cuales 50 son de carga rápida; y con la tecnología para supervisar y operar toda la red y prestar todos los servicios necesarios de forma cómoda y eficaz para los usuarios.

IBIL tiene sus Oficinas Centrales en la Torre BEC (Ronda de Azkue, 1 – 48902 Barakaldo). Contacte con ellos en el teléfono 946 123 123, en la dirección de correo electrónico atencionalcliente@ibil.es o visite su web: www.ibil.es