Restaurante Ni Neu

Una boda urbana con vistas al mar en el Kursaal

Una boda urbana con vistas al mar en el Kursaal
El restaurante ni neu es uno de los espacios favoritos de las parejas que eligen la ciudad de San Sebastián para su boda

Banquetes.

Situado en el edificio Kursaal, del aclamado arquitecto Rafael Moneo, ni neu ofrece una cocina de vanguardia basada en un producto de calidad. Cuenta en su planta superior con un espacio para bodas y eventos con inmejorables vistas.

La ubicación, las vistas, la gastronomía y el aval de la experiencia de su equipo hacen de ni neu una apuesta segura para las parejas urbanitas y foodies.

Ceremonia y cóctel de bienvenida con unas vistas únicas a la ciudad

El cóctel de bienvenida tiene lugar en la terraza Zurriola, ubicada en la planta superior de ni neu, un espacio íntimo y exclusivo con vistas al Hotel María Cris-tina y al Teatro Victoria Eugenia, y que se ha convertido en un referente para la celebración de eventos donostiarras.

Una terraza también disponible para aquellas parejas que quieren celebrar su ceremonia civil en el restaurante. «Hemos visto una evolución en las bodas en los últimos años; hoy en día la mayoría de las parejas se casan por lo civil y muchas de ellas valoran poder celebrar la ceremonia en el propio restaurante», comenta Mikel Gallo, al frente de los fogones del Kursaal desde su inauguración hace ya 20 años. «Es un momento muy especial, en el que siempre intentamos sorprender e innovar con nuevas propuestas», como el córner de talos, los cucuruchos de kiskillas y karrakelas o las brochetas de pollo a la parrilla, que se han sumado a su ya tradicional show cooking de salmón y a la barra de mojitos. Todo preparado en el momento y delante de los invitados, que además se acompaña de una kupela de sidra para que los asistentes pue-dan disfrutar del txotx.

Cocina de vanguardia frente al mar

El banquete y el baile tienen lugar en el comedor de la planta superior, con in-mejorables vistas al Mar Cantábrico y con capacidad para 180 comensales. El menú es diseñado por cada pareja, y cuenta con el asesoramiento personal de Mikel Gallo. Tanto Mikel como su equipo se esfuerzan en cuidar hasta el más mínimo detalle y escuchar personalmente las necesidades de las parejas, que valoran su flexibilidad, cariño y cercanía.

ni neu ofrece la posibilidad de alargar la boda hasta la madrugada con rece-na, con propuestas también sorprendentes como perritos calientes, mesa de quesos del país o txuleta a la parrilla. Un día en el que las parejas se olvidan del reloj y el equipo de ni neu se encarga de que todo salga perfecto.

RESTAURANTE NI NEU

Zurriola 1

20002 Donostia

www.restaurantenineu.com

Un restaurante de IXO grupo